Libros

Rafael Álvarez, El Brujo: «El humor es fuente de divinidad»

El Brujo es el gran monologuista del teatro español. En su nuevo trabajo trata la vida de Santa Teresa con cierto toque cómico

Rafael Álvarez, El Brujo, llega a Cáceres y Almagro con «Teresa o el sol por dentro»
Rafael Álvarez, El Brujo, llega a Cáceres y Almagro con «Teresa o el sol por dentro»

Rafael Álvarez es un actor solitario sobre el escenario desde que dejó la compañía de la que formaba parte hace tantos años que ni el mismo se acuerda. Es famoso por sus adaptaciones de los textos clásicos, convertidos en monólogos, que han recorrido toda España, siendo su más reconocido el dedicado al Lazarillo. Ahora rescata la vida de Santa Teresa de Jesús con motivo del quinto centenario de su nacimiento con una obra llamada «Teresa o el sol por dentro», que interpretará tanto en el festival de Cáceres como en el de Almagro. Álvarez, que se ha empapado de la obra de la Santa y de su vida mediante la biografía realizada por Javier Re, dice de ella que «tiene muchas vertientes, una importante es su fuerza como escritora del XVI, el castellano que usa es sencillo, conciso y bello porque es espontánea en sus expresiones y explica cosas profundas de una manera accesible, lo cual de por sí es un gran valor. También es una gran mística, una persona que experimenta a Dios y entra en contacto con la fuerza sagrada de la divinidad y la conoce y la siente. Teresa dice que es una experiencia sensorial si bien del todo no es exclusivamente espiritual. Además, es un personaje con un punto quijotesco porque reformó bastantes monasterios y recorrió España en un carro de bueyes. Hizo 270.527 kilómetros, que los han contabilizado». El sobrenombre de «El brujo» y su apariencia, hacen de Rafael Álvarez, igualmente, una persona mística y él mismo realmente cree que lo es porque «el humor es una fuente de divinidad, porque deshace las tensiones, te relaja, te hace más suave, menos cabrón en general», y esa divinidad cómica es la que él experimenta cuando se sube al escenario y la que intenta transmitir a su público con el que busca, afirma, «tener una relación casi afectiva». De ahí los muchos guiños que realiza a sus espectadores durante toda la función. Una de las labores que considera tener con su nuevo monólogo sobre la Santa es transmitir lo que es la expresión «el sol por dentro»: «Hace referencia a una luz interior que se desarrolla en Santa Teresa. Es una sensación de que se produce un placer casi físico en el centro del corazón, el amor que irradia de dentro hacia afuera». Este trabajo de comprensión emocional y sensorial que tiene con sus espectadores lo compagina con la divulgación cultural que realiza cada vez que afronta un texto sobre un escenario: «la difusión de la cultura es una tarea muy digna que suele haber tras el humor».

Una de las grandes virtudes de El brujo es tratar cómicamente textos y personajes concebidos con muchos respeto, incluso casi solemnidad, sin llegar a ser grosero. Así, ha podido adaptar las obras de San Juan, San Francisco, y ahora Santa Teresa, sin ofender a ningún religioso. Lo mismo pretende hacer con los políticos: «No renuncio a reírme de ellos. El más cómico es Rajoy, es un personaje guiñolesco». Sin embargo, la política sí que le conllevó polémica cuando se refirió a Pablo Iglesias como un papagayo, y algunos lo comprendieron como un insulto personal hacia el líder de Podemos, aunque Álvarez está «de acuerdo con ellos».

partido».

El detalle

Santa Teresa domina Cáceres

Además de las dos funciones de El brujo, se presenta «El cielo que me tienes prometido», que tiene como protagonista de nuevo a Santa Teresa, a quien interpretará María José Goyanes. El resto del cartel lo completan «Juego de damas», de Isidro Timón, que estrena la sección oficial, «Cyrano», versionado por Miguel Murillo, o «El Príncipe», una adaptación de José Carlos Rubio de Maquiavelo.

- Cuándo: del 10 al 11 de junio a las 22:30.

- Dónde: Plaza Veletas

- Cuánto: 12 euros. Tel. 927 21 10 81