Actualidad

Seminci: un cortometraje sobre el parto de una gata, lo mejor para Pumares

Jornada floja en el festival de cine de Valladolid con tres cintas a competición de muy regular calidad, "Arab Blues", "And Then We Dance"y "Echo"

Tres filmes a concurso, a cual peor. Comenzamos por la tunecina, "Un divana Tunis (Arab Blues), de Manèle Labidi, una comedieta que arranca bien, para poco a poco decaer la acción y el interés por seguirla. En resumen, un aburrimiento notable. La segunda, una coprodcción sueca-georgiana, es la opera prima de Levan Akin, "Da Cven Vicekvet/And Then We Dance", película sobre los ensayos y ambiciones de unos bailarines. El problema es que hemos visto este mismo argumento infinidad de veces ya en la pantalla y en nuestra memoria está un gigante como "West Side Story"o "A Chorus Line". La tercera del día ha sido "Bergmál/Echo", dirigida por Rúnar Rúnarsson, un cineasta islandés como el filme. Un trabajo con planos fijos, como si la cámara estuviera sujeta con cemento. No existen otros planos, ni tampoco travelling... Curioso y sintomático que destaquemos como lo mejor del día uno sobre una gata llamada Katyuska que da a luz una camada y al que le ha correspondido el honor de pasar acompañar al tercero de los filmes exhibidos hoy.

Publicidad