Actualidad

Una fiscalía para cortar el paso a los «piratas»

Méndez de Vigo anuncia en su primera comparecencia en el Congreso cuáles serán las líneas maestras del Ministerio en materia cultural.

Méndez de Vigo anuncia en su primera comparecencia en el Congreso cuáles serán las líneas maestras del Ministerio en materia cultural.

Publicidad

A petición propia, el ministro de Educación, Cultura y Deporte compareció ayer ante la Comisión de Cultura del Congreso para exponer las líneas maestras del departamento en esta materia. Méndez de Vigo fue enumerando los puntos clave y trazó un esbozo de lo que será la tercera pata ministerial en esta legislatura. Los asuntos que están puestos sobre la mesa no le son ajenos, ya que ha tenido tiempo de foguearse al frente de la cartera tras las salida de Wert y durante el tiempo que ha estado en funciones. Así, arrancó con palabras de Antonio Machado: «Para dialogar, preguntad primero; después, escuchad», que definieron tanto su intervención como lo que va a ser su labor en el Ministerio de tres cabezas y en la portavocía: el diálogo, como eje principal. Sobre la batalla contra la «piratería» adelantó la «posibilidad de crear una fiscalía especializada para luchar contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual. Es un viejo proyecto que no pudimos poner en marcha por reparos con Justicia. Voy a hablar con el ministro para que estemos en esa línea», aseguró. Conseguir este objetivo es una «llamada clara para demostrar que el Gobierno va en serio con este tema», subrayó en su intervención.

Una «solución lenta»

Según las cifras que ofreció ayer, entre 2012 y 2016 se registraron ante la sección II de Propiedad Intelectual un total de 491 solicitudes de retirada de contenido ilegal de páginas web, de las que se han resuelto un 94 por ciento. Además, 54 de las páginas denunciadas han cesado su actividad. Méndez de Vigo reconoció que la vía judicial es «una solución lenta», pues se trata de un asunto de gran complejidad ya que «quienes tienen a su disposición herramientas digitales van más deprisa que nosotros. Soy consciente de que muchos enlaces se van a otras páginas y que parte de ellas no están en territorio español, lo que lleva implícito un problema jurisdiccional», explicó. La compensación por copia privada será otro de los asuntos que pondrá sobre la mesa a la mayor brevedad para que «responda de manera equilibrada a las necesidades de los consumidores y a los diferentes sectores implicados». Otro de los ejes básicos del Plan Cultura 2020 será la Ley de Mecenazgo: de las «modestas medidas fiscales, porque la situación económica no acompañaba», el ministro quiere pasar a los hechos «porque las circunstancias han cambiado», es decir, dar forma a una norma que defina «lo que se entiende por mecenazgo, ponga en valor esta actividad y determine los derechos y obligaciones que los mecenas deben asumir», así como velar por el apoyo y fomento de la sociedad civil. La bajada del IVA cultural ha sido y sigue siendo otro de los caballos de batalla ministeriales. La bajada al 10 por ciento para los espectáculos en directo (en la que no estaría incluido el cine) será una de las medidas que con mayor premura acometa el titular de Cultura, que recordó que el gravamen se ha reducido «cuando las circunstancias económicas así lo han hecho posible», en alusión al sector de arte, antigüedades y objetos de decoración que en 2014 se bajó al citado 10 por ciento.

El Estatuto del Creador es otro de los asunto clave de esta legislatura y en el que trabajará con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. «Se trata de un estatuto que reconozca la especificidad de todos los profesionales del ámbito de la cultura, salvaguarde sus derechos como trabajadores y potencie su papel como creadores» y, que permita hacer compatible el cobro íntegro de la pensión de jubilación de los creadores (que ahora es del 50 por ciento, por lo que se tendrá que emplear a fondo con Hacienda), con actividades de caracter docente o la redacción de obras literarias, artísticas o científicas. «Queremos que duerman tranquilos y que nos sigan deleitando con sus creaciones», apostilló el ministro.