Televisión

Victoria Prego: «La honradez en el trabajo periodístico siempre lleva a la verdad»

Ha sido galardonada con el Premio Nacional de Televisión por su «independencia y ejemplo de profesionalidad»

Victoria Prego ha sido galardonada con el Premio Nacional de Televisión por su «independencia y ejemplo de profesionalidad»

Publicidad

«Estoy honradísima y extraordinariamente agradecida. Para mí es un honor grandísimo porque es un premio a mi trabajo». Así de emocionada se confesó a LA RAZÓN la periodista Victoria Prego tras conocer que había sido galardonada con el Premio Nacional de Televisión 2018, que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por su «profesionalidad y su independencia». El fallo del jurado reconoce la trayectoria de la premiada, desempeñada en todo tipo de medios de comunicación, especialmente en la televisión pero también en prensa, radio y nuevos soportes digitales. Prego, tras unos primeros trabajos en «El Alcázar», «Informaciones» y la Agencia EFE, entró en 1973 en TVE, donde se ocupó de la información internacional, fue corresponsal en Londres y presentó varios programas. Moderadora y tertuliana, presentó encuentros políticos en radio Voz, dirigió el informativo nocturno de Onda Cero y en el año 2000 se incorporó al periódico «El Mundo», donde llegó a ser adjunta a la dirección. Desde noviembre de 2015 ostenta la presidencia de la APM, un cargo que compagina con su puesto de adjunta a la dirección del diario digital «El Independiente». Además, participa en la tertulia de varios programas televisivos.

- ¿Cómo se siente con este premio a toda su carrera?

- Por encima de todo muy honrada y extraordinariamente agradecida, sobre todo porque es un premio a mi trabajo, un premio por haber trabajado todos estos años con honradez. Siempre he trabajado para hacerlo bien, no para ser premiada, lo he hecho lo mejor que sabía y parece que no ha salido mal.

- ¿Que a uno le premien por su profesionalidad e independencia en estos tiempos debe hacerle sentir cuando menos orgullo?

Publicidad

- Por supuesto. No son tiempos para estar orgullosos de algunas cosas. Si un adjetivo debe definirme es el de independiente. Y el de honrada, por supuesto.

- ¿Es tan difícil ser independiente en el periodismo de hoy?

Publicidad

- No es fácil, pero puede conseguirse siendo fiel a sí mismo, atendiendo escrupulosamente a los códigos deontológicos, manteniendo la honradez, sin ceder a las presiones y teniendo en cuenta el valor de saber aguantar las presiones, y mantenderse firme y fiel a la verdad.

- ¿Pero ahora parece que hay muchas verdades?

Tienes que ser fiel a tu verdad, que no es la misma para todos, porque ésta es subjetiva, pero es la verdad. Creo que la honradez en el trabajo periodístico siempre lleva a la verdad.

- ¿Echa de menos los tiempos periodísticos de la Transición?

Yo siempre digo que los periodistas de aquella época vivimos la edad de oro del periodismo español y eso se repite una vez cada mucho o, directamente, no volverá a repetirse.

- ¿Ha cambiado en la actualidad la relación periodista-político a cómo se vivió aquellos años?

Publicidad

- Sí. Antes era muy cercana porque todos remábamos en la misma dirección y con el mismo objetivo: conquistar la democracia.

- ¿Y era buena una relación tan estrecha?

Visto ahora era una relación demasiado cercana, tal vez en exceso. Creo que tiene que haber una pared de cristal entre los dos, pero debemos estar cerca para entendernos y lejos para poder ver y analizar con claridad.

- ¿Tanto ha cambiado el periodismo en los últimos años?

- El fenómeno de la información es idéntico, lo que ha cambiado es la situación del periodista, que vive una proletarización preocupante, que antes no teníamos. Nuestra situación aquellos años era infinitamente mejor que la que los periodistas tienen ahora.

- Entonces ha cambiado la situación de los periodistas y del propio periodismo.

- Sí, y no creo que para mejor en muchos aspectos. Ahora, más que nunca, los periodistas deben defender su honradez y su integridad.

- Ahora vivimos el problema de las fake-news. ¿Se puede luchar contra ellas?

- Lo que hay que hacer es denunciarlo. Debemos hacer comprender a la opinión pública que tenemos que ser conscientes de que no todo lo que nos entra por el teléfono y vemos en internet es verdad porque la mayoría son basura. Los periodistas debemos ser honestos, defender la verdad y no ceder y caer en la tentación.

- ¿Cuál es el futuro de la Prensa?

La Prensa cambia muy rápidamente por culpa de las nuevas tecnologías, aunque eso no es siempre algo bueno. El camino marcado ahora mismo es el digital.