Deportes

F-1 Brasil: Sainz acaba tercero y logra su primer podio tras la sanción a Hamilton

Verstappen venció por delante de Gasly y el español. El de McLaren, increíble, remontó desde el último lugar

El nombre del campeón del mundo ya estaba decidido desde hacía dos semanas; el del campeón de constructores también; y los asientos para la próxima temporada…Y todo eso, sin la presión anterior y nada que perder, provocaron una carrera de locura donde destacaron pilotos como Max Verstappen, Alexander Albon, Pierre Gasly y, sobre todo, Carlos Sainz. El madrileño arrancó último debido a un fallo de motor sufrido el sábado que le impidió tomar parte en la sesión de clasificación y ayer se propuso hacer algo grande. No arrancó muy bien, esquivó todos los riesgos y desde entonces empezó a escalar posiciones a lo bestia. Protagonizó adelantamientos escalofriantes como el que le hizo a Sergio Pérez a final de la recta y con una sola parada en boxes supo controlar el desgaste de los neumáticos. Por arriba, a pocas vueltas del final se desataba el caos. Bottas rompía el motor, los dos Ferrari chocaban entre ellos y en el sprint final, con la tensión producida tras varias neutralizaciones seguidas, Albon quedaba eliminado. Eso daba a Sainz la cuarta plaza a la espera de conocer la resolución de los comisarios por el choque entre Hamilton y el propio Albon. Finalmente, el inglés fue sancionado con cinco segundos y eso concedía al madrileño el tercer puesto. Desgraciadamente, el español no pudo saborear la gloria de la ceremonia del podio porque todas las sanciones se produjeron horas más tarde, cuando los comisarios analizaron las imágenes y las telemetrías de varios pilotos, un proceso que lleva su tiempo. El propio Sainz estuvo después bajo investigación por usar el DRS bajo bandera amarilla, aunque luego se demostró que levantó el pie del acelerador como manda el reglamento. Eso sí, luego el madrileño y medio equipo se hicieron la foto en el podio con el trofeo que le correspondía. Este resultado confirma la enorme progresión del español y también de McLaren. La escudería inglesa está en el buen camino para recuperar el honor perdido estos años atrás y, sin duda, Carlos Sainz es su referencia como piloto número uno.

Publicidad

La falta de presión provocó una de las carreras más intensas de la temporada e incluso de los últimos años en Sao Paulo. Venció Verstappen saliendo desde la “pole” y después de protagonizar una batalla estratégica con Hamilton con idas y venidas de toda clase, todo se decidió en los últimos instantes.

Ambos se marcaron estrechamente durante toda la prueba y al final, justo después de una neutralización, Verstappen le superó a final de recta en uno de esos adelantamientos que quedarán guardados para la historia porque lo protagonizaron dos “pesos pesados” que no dan un centímetro por perdido en esta clase de situaciones.

Después, vino el “harakiri” de los dos Ferrari con Vettel luchando por el podio con su compañero Leclerc, lejos de cualquier orden de equipo. Al menos, no se hizo público como es habitual. Los dos pilotos chocaron en la antepenúltima vuelta y quedaron eliminados con el consiguiente enfado de todos en la "Scuderia".

La que se espera en Ferrari esta noche es espectacular. Los dos pilotos lucharon sin complejos, pero fue Vettel el culpable del choque, un hecho que refleja claramente la débil posición del alemán en la escudería italiana. Las radios no mostraron órdenes de equipo (al menos no se emitieron como ocurrió en otras carreras).

Publicidad

Esto dejó la pelea por la tercera plaza entre Albon y Hamilton, que en la última neutralización arriesgó y cambió neumáticos para intentar ganar la carrera. Pero la idea no fue muy buena porque el de Red Bull defendió su plaza y ambos chocaron. El más beneficiado fue Pierre Gasly, que alcanzó la segunda plaza. Es decir, dos monoplazas con motor Honda en las dos primeras plazas.

De hecho, este incidente casi le cuesta el abandono a Hamilton. Tras la investigación (por la colisión entre Hamilton y Albon) el de McLaren subió al tercer puesto ya que el inglés fue sancionado con cinco segundos, y todo eso después de una larga espera porque el propio piloto fue investigado al igual que otros cinco por, presuntamente, usar el DRS bajo bandera amarilla.

Publicidad

Finalmente, los comisarios no apreciaron nada sancionable. El madrileño arrancó desde el último lugar y llevó a cabo una carrera brillante. No hizo una salida espectacular, pero poco a poco fue escalando posiciones. Superó a su compañero Norris, que salió décimo, y desde ahí, también gracias a las neutralizaciones, se aupó a los primeros puestos. Finalmente cruzó la línea de meta cuarto, pero después alcanzó su primer podio. El número 100 para un piloto español después de los conseguidos por Portago, Alonso y De la Rosa.

No pudo saborear la gloria de la ceremonia del podio junto a Verstapen y Gasly, pero ya quedará para siempre este resultado. Eso sí, el equipo le hizo subir al podio para, al menos, celebrarlo. Un resultado que refleja el nivel que ya ha alcanzado el madrileño.