Asier de la Iglesia visibiliza la Esclerosis Múltiple en el día mundial de la enfermedad

El jugador de baloncesto ha creado una marca de cerveza artesanal para recaudar fondos para la investigación

Asier de la Iglesia ha hecho visible la esclerosis múltiple en los últimos años y vuelve a hacerlo hoy en el Día Mundial de esta enfermedad. La esclerosis múltiple no le impidió debutar en la ACB y ser el jugador más valorado de la liga EBA y sigue luchando para mejorar las condiciones de los afectados.

Su última iniciativa ha sido lanzar una cerveza artesanal con la marca “Txispa" para recaudar fondos para la investigación sobre la esclerosis múltiple. Antes ya trabajaba en la campaña Baila con EM que ha conseguido recaudar 100.000 euros para la investigación sobre la esclerosis múltiple.

“Me emociona pensar que me puse la meta de donar 100.000 euros a la investigación de la esclerosis múltiple creyendo que era un sueño casi imposible. Ahora, con este cheque en mano, me acuerdo de todas las ideas, viajes, horas de trabajo invertidas, y cómo no, de las maravillosas personas que me han acompañado en este sueño. Ahora toca ponerse otra meta para seguir imaginando un mundo mejor para las personas que convivimos con esta enfermedad. ¿Le añadimos un cero más? ¡Vamos a por ello! Sigamos bailando”, dijo el jugador de baloncesto en el momento de la entrega del dinero recaudado.

Asier ha sido uno de los afectados por el Covid-19 y participa también en la lucha para que las personas con esclerosis múltiple no padezcan aislamiento. La pandemia ha provocado retrasos en tratamientos y en pruebas, dificultades en el acceso a la atención sanitaria y sociosanitaria como rehabilitación, menor seguimiento de los pacientes o mayor temor a salir a la calle por miedo a contagiarse.

"Este miedo o temor puede desembocar en un aislamiento prolongado nada aconsejable para las personas que viven con una enfermedad crónica como la esclerosis múltiple, en las que las conexiones sociales son clave para una mejor convivencia con la patología”, asegura el director de Esclerosis Múltiple España (EME), Pedro Carrascal.

“Me conecto, nos conectamos”, es el lema elegido por la campaña que pretende evitar el aislamiento de los afectados por la esclerosis múltiple, una enfermedad neurológica de la que se desconoce el origen y la cura.

Por eso la asociación la asociación Esclerosis Múltiple España hace varias reclamaciones a las autoridades para que el Covid-19 no aumente los efectos de esta enfermedad:

1. El acceso a una información completa sobre datos relacionados con Esclerosis Múltiple y sobre el impacto de la situación generada por la COVID-19 en las personas afectadas, a nivel nacional e internacional.

2. La recuperación de la normalidad en la atención sanitaria y sociosanitaria en Esclerosis Múltiple, de la que forma parte esencial la actividad de las asociaciones y fundaciones que trabajan por la calidad de vida de las personas con EM, que en estos momentos requieren la aprobación urgente de medidas extraordinarias de financiación por parte del Estado y de las Comunidades Autónomas.

Además, continúa reclamando mayor apoyo gubernamental a la investigación de la esclerosis múltiple y el reconocimiento automático del 33% de discapacidad con el diagnóstico. “La Esclerosis Múltiple se manifiesta en muchas ocasiones con síntomas invisibles que no siempre se contemplan en los baremos, pero que afectan de forma relevante a la calidad de vida de las personas afectadas por la enfermedad”, afirma.

Solicita también esta asociación el acceso a un tratamiento “rehabilitador integral, personalizado, gratuito y continuado, en todas las Comunidades Autónomas” y equidad en el acceso al tratamiento farmacológico para los afectados en todas las comunidades autónomas y en todos los centros hospitalarios.

Para la integración laboral de los afectados solicitan un mayor compromiso de los empresarios y de las administraciones en las adaptaciones de los puestos de trabajo y el cumplimiento de la legislación, que exige la contratación de un 2 por ciento de personas con discapacidad.