La Federación Alemana de fútbol, sospechosa de evasión fiscal

El caso está relacionado con ingresos por contratos publicitarios para los partidos en casa entre 2014 y 2015

La fiscalía de Fráncfort realizó un registro en las oficinas de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), así como en los domicilios privados de varios funcionarios, por sospecha de evasión de impuestos. La sospecha está relacionada con ingresos por contratos publicitarios para los partidos en casa de la selección alemana entre 2014 y 2015.

Las investigaciones, por evasión grave de impuesto de sociedades, está dirigida a seis personas, entre las que hay tanto dirigentes actuales de la DFB como contra antiguos funcionarios.

Concretamente, se acusa a la DFB de haber declarado los ingresos por contratos publicitarios como ingresos derivados del manejo del patrimonio, lo que implicaba un ahorro de impuestos de 4,7 millones de euros.

“Según las investigaciones los responsables sabían que la declaración era incorrecta pero la eligieron conscientemente para proporcionarle una gran ventaja fiscal a la DFB”, dijo la fiscal, Nadja Niesen. La fiscalía no ha revelado los nombres de los presuntos implicados.

La DFB se ha visto sacudida recientemente por varios escándalos que han llevado a la dimisión de dos sus presidentes. Wolfgang Niersbach, quien tuvo que dimitir por irregularidades relacionados con la concesión del Mundial 2006 a Alemania y flujo de fondos que nunca se aclararon del todo. Su sucesor, Reinhard Grindel, dimitió tras un debate que se generó después de que se supo que había recibido costosos regalos de un oligarca ucraniano. En las fechas de los ingresos que están ahora bajo sospecha Niersbach estaba al frente de la DFB.