Deportes

El Real Madrid ya roza la final de la Liga Endesa

La mejora del Valencia no sirvió para frenar a los de Laso. Los blancos sólo necesitan una victoria más para volver a luchar por el título. Reyes alcanzó los 1.000 partidos con el Madrid

Por un camino diferente, pero con un final muy similar. El Real Madrid también se impuso en el segundo partido de la semifinal ante el Valencia y dispondrá de tres oportunidades para alcanzar por octava temporada consecutiva la final de la Liga Endesa. En el primer partido fueron 22 puntos la ventaja final; 13 en el segundo. La diferencia es que el Valencia peleó.

Publicidad

«Estamos compitiendo», comentaba San Emeterio al descanso. La floja imagen de los valencianos en el arranque de la serie no tuvo nada que ver con su aspecto ayer. Los no partidos con que se abrieron las semifinales, las rotundas victorias de Madrid y Barça, dieron paso a un panorama completamente diferente. El Valencia fue el equipo campeón de la Eurocopa, el que se ha ganado un billete para la próxima Euroliga. Su exigencia atrás fue radicalmente distinta a la del primer capítulo. Ponsarnau apostó por Layberie para evitar la sangría protagonizada por Randolph el jueves y la medida surtió efecto. El Madrid sólo fue capaz de anotar 14 puntos en el primer cuarto. Desde la fiabilidad atrás el Valencia creció. Lo hizo tanto que en el arranque del segundo periodo y liderado por Dubljevic casi llegó a doblar a los blancos (14-27).

Con Laso abroncando a los suyos en un tiempo muerto, la reacción del Madrid llegó de la muñeca del jugador al que más ha echado de menos todo el madridismo: Sergi Llull. Su temporada, en realidad los dos últimos años, está marcada por los problemas físicos que le han impedido tener continuidad. Su segundo cuarto recordó al jugador que hace no demasiado rompía partidos con facilidad. Anotó 13 puntos, con tres triples, en una de esas rachas indefendibles. «A mí no me sorprende», comentó Laso. Él y Thompkins fueron los artífices de un parcial de 18-2 que dio el mando al Madrid antes del descanso (42-36).

El parón no frenó la ambición del Madrid. El desenlace de la Copa del Rey y de la Euroliga ha afilado todavía más el colmillo del equipo. De ahí que el parcial se prolongara hasta un escandaloso capicúa (41-14) tomando como referencia la máxima ventaja del Valencia. Los de Ponsarnau pasaron de mandar por 13 en el segundo cuarto a caer por 17 en poco más de diez minutos. Y todavía dio tiempo para que Felipe Reyes saltara a la pista para alcanzar su partido número 1.000 La eliminatoria se traslada el lunes a Valencia. Será la primera oportunidad para que el Madrid siga con una de las tradiciones de la «era Laso»: ocho temporadas y otros tantos años siendo al menos finalista de la ACB.

79. Real Madrid (14+28+25+11): Campazzo (9), Rudy (7), Taylor (11), Randolph (9) y Tavares (5) -quinteto titular- Causeur (0), Reyes (0), Ayón (10), Carroll (4), Llull (13), Deck (0) y Thompkins (11).

Publicidad

66. Valencia Basket (22+14+16+14): Vives (7), Sastre (5), Doornekamp (2), Layberie (4) y Dubljevic (12) -quinteto titular- Abalde (3), Diot (2), Van Rossom (2), Thomas (10), Tobey (12), San Emeterio (7) y Martínez (0).

Árbitros: Martín Bertrán, Calatrava y Serrano. Sin eliminados.

Publicidad

Incidencias: 9.373 espectadores en el WiZink Center. Segundo partido correspondiente a las semifinales de la Liga Endesa.

Segundos partidos: Real Madrid, 79-Valencia Basket, 66 (2-0) y Barcelona Lassa-Tecnyconta Zaragoza (21:00, #Vamos).