Fórmula 1

Ferrari se pone serio

La escudería dio otra lección y Vettel sumó su segunda victoria consecutiva, por delante de Bottas y Hamilton. Alonso fue séptimo; Sainz, undécimo

El piloto de Fórmula 1 Sebastian Vettel
El piloto de Fórmula 1 Sebastian Vettel

La escudería dio otra lección y Vettel sumó su segunda victoria consecutiva, por delante de Bottas y Hamilton. Alonso fue séptimo; Sainz, undécimo.

Podría decirse que Fernando Alonso ha tenido un mal arranque de temporada? Los números dicen que no porque actualmente ocupa la cuarta posición en la clasificación general por delante de pilotos como Raikkonen, Ricciardo, Verstappen y está muy cerca de Bottas, tercero en la tabla. Sin embargo, las dudas sobre el rendimiento de McLaren, las decisiones tomadas en los últimos tiempos y las incógnitas que pesan a su alrededor son como para asustarse. Bahréin es un circuito de motor, con varias rectas muy largas, curvas enlazadas muy rápidas y diversos puntos de frenada muy fuertes donde después se necesita mucha potencia y mucha capacidad de tracción. Y en todo eso falló este fin de semana McLaren, sobre todo el sábado, cuando protagonizaron una clasificación nefasta. Alonso no se mostró preocupado y emplazó a todo el mundo a la carrera, donde tendría un ritmo diferente. Y así fue. El asturiano cruzó la línea de meta en séptima plaza y de nuevo «pescó» un buen resultado, también gracias a los abandonos inesperados de favoritos como Raikkonen o los dos pilotos de Red Bull. Por delante, fuera del círculo de Mercedes y Ferrari, se le colaron tres coches, entre ellos el de Nico Hulkenberg, que lleva el mismo motor que el McLaren y que ayer fue más rápido y consistente que Alonso. Por no hablar de las prestaciones de HAAS, y la más dolorosa de todas, la cuarta posición conseguida por Pierre Gasly, un casi debutante que corre con Toro Rosso, que apenas lleva dos carreras con el motor Honda y ya ha logrado el mejor resultado del constructor japonés desde su regreso a la F-1 y después de tres años pésimos con McLaren como socio.

El sábado los datos del coche de Alonso eran lamentables. En cuanto a velocidad máxima ocupó la antepenúltima posición con 314 kilómetros por hora mientras que Gasly, con el denostado Honda firmó 322. En meta la diferencia entre ambos era de 5 kilómetros por hora a favor de la unidad japonesa mientras que en los sectores más virados alcanzaron las mismas velocidades: 245 y 270. ¿Cómo es posible que el motor Honda funcione en el Toro Rosso? Los propietarios del equipo, Red Bull, quieren que ese motor funcione para ellos a toda máquina en los próximos años y están dando todas las facilidades para alcanzar el objetivo en su equipo «B». Y ellos, al igual que McLaren, ya tenían hecho el coche para 2018 cuando decidieron cambiar de suministrador de motores.

Ferrari y Vettel volvieron a mandar en la mesa de estrategias. Vettel no falló en la salida y Bottas se «comió» a Raikkonen, que, además, en el ecuador de la prueba debió abandonar debido a un error en la parada en boxes donde resultó herido un mecánico que se recupera satisfactoriamente. Cuando Mercedes pensaba que Vettel haría una segunda parada en boxes, el alemán aguantó sus ruedas hasta las lonas y cruzó la meta en primer lugar. Ni siquiera Hamilton, que arrancó noveno, pudo hacer nada, aunque firmó un excelente tercer puesto.

Carlos Sainz no tuvo una buena carrera debido a problemas de consumo en el motor y un desgaste excesivo de sus neumáticos. Acabó undécimo.