FC Barcelona

A jugar desde ya

Luis Enrique admite que Arda y Aleix Vidal jugarán hoy ante el Espanyol en Copa, una vez superada la sanción de la FIFA

Arda Turan golpea el balón en el entrenamiento de ayer
Arda Turan golpea el balón en el entrenamiento de ayer

Luis Enrique admite que Arda y Aleix Vidal jugarán hoy ante el Espanyol en Copa, una vez superada la sanción de la FIFA

«Estoy a tope, preparado para jugar y para aportar lo que pueda al equipo. Todo está en manos de Luis Enrique», dice Aleix Vidal en Barça TV. La respuesta del técnico no pudo ser más clara: «Aleix y Arda van a jugar seguro, lo que no voy a decir es cuántos minutos lo harán», aseguró el entrenador azulgrana en la previa de la ida de octavos de la Copa del Rey ante el Espanyol. Es el primer partido en el que por fin pueden participar los dos futbolistas llegados en verano, pero «castigados» de forma indirecta por la sanción de la FIFA al Barça por la contratación irregular de menores. La pena ha terminado y Luis Enrique respira. Hasta ahora estaba manejando una plantilla muy corta, al no poder incorporar a nadie y al perder respecto a la temporada pasada nada más y nada menos que a Xavi y Pedro. En sus comparecencias públicas siempre ha alabado a sus futbolistas, pero en la práctica era consciente del bajón que da el equipo con los jugadores menos habituales y de la imposibilidad que tenía de hacer cambios ofensivos cuando la situación se complicaba. Sandro y Munir se han quedado a medias y futbolistas como Mathieu, Adriano o Bartra tampoco se han hecho imprescindibles. El único que se lo ha ganado ha sido Sergi Roberto, precisamente el único cambio que hizo Luis Enrique en el empate del pasado sábado ante el Espanyol. Contra el Valencia, en otro de los tropiezos de las últimas fechas, el entrenador terminó el encuentro con los mismos once jugadores con los que lo había empezado. Es más, de las 17 jornadas de Liga disputadas hasta ahora, en nueve no ha realizado las tres sustituciones que puede, por ocho en las que sí ha agotado los cambios. Con Arda y Aleix esa situación cambiará. «Los dos son versátiles y pueden jugar en diferentes posiciones», definió el preparador del Barça a los dos «nuevos». Ya demostró el año pasado que no va a dudar en ponerlos incluso de titulares desde ya. Con Luis Suárez, que estaba sancionado los tres primeros meses, lo hizo: jugó el primer día que pudo, aunque ese encuentro fuera el clásico en el Bernabéu. «Los veo muy bien. Contentos, porque oficialmente forman parte del primer equipo», prosiguió el entrenador.

El Barcelona pone fin así a uno de los conflictos que han rodeado al club de un tiempo a esta parte. 2015 se presentaba como un año complicado por la imposibilidad de hacer fichajes, pero terminó de forma casi inmejorable: con la conquista de cinco títulos. Esta temporada la carga de minutos de jugadores como Busquets o Mascherano ha sido mayor, y el equipo no se da una tregua porque el mes de enero tiene la Copa del Rey. El duelo de hoy viene caliente después del disputado entre los mismos equipos el pasado sábado, con cruces de declaraciones sobre si el Espanyol fue intenso o pasó los límites hasta llegar a la violencia. No contribuyó Luis Enrique a empeorar el ambiente del derbi. «No dije nada en caliente, no lo voy a decir ahora, que estoy tranquilo», afirmó. Sí se «mojó» el técnico sobre la marcha de Benítez del Madrid. «No me sorprende. La profesión de entrenador es de riesgo, como el ‘‘puenting’’. Es lo primero que nos dicen en el curso de entrenadores: que nos van a echar alguna vez».