Del compromiso al hartazgo

Piqué hablaba hace días de una «relación buenísima y ¿por qué no podemos seguir así?»

La Razón
La RazónLa Razón

Piqué hablaba hace días de una «relación buenísima y ¿por qué no podemos seguir así?»

La reacción de Piqué después del partido ante Albania contrasta con la posición mantenida por el central en los momentos más complicados de su trayectoria en la Selección. Del compromiso con el equipo nacional a su renuncia a continuar en el equipo más allá del Mundial de Rusia ha pasado sólo un año. «No, ni mucho menos voy a renunciar a la Selección», aseguró en una entrevista a la Cadena Cope y continuaba: «Hacer eso daría entonces la razón a todos los que pitan. En ningún momento voy a dejarlo. Hasta que el míster –entonces Vicente del Bosque– no lo decida voy a seguir viniendo porque la considero una familia. Toda la gente que hay alrededor me trata genial y no tengo ninguna razón para no seguir viniendo».

Piqué se sentía feliz pese a los pitos y las polémicas que él mismo se «encargaba» de fomentar. «Considero a la Federación y a la Selección como una familia y las familias normalmente están en casa. Ésta es mi casa», afirmó en la citada entrevista. Meses después seguía en la misma línea. «Si juego por España es porque de verdad siento que debo jugar. Primero, porque tenemos una Selección que es la rehostia y, segundo, porque ahora mismo yo soy español. Entonces, siento que he de estar ahí y ayudar a mis compañeros», aseguró en la revista «Papel».

Esa actitud se prolongó hasta el partido en Albania. Incluso en una entrevista que TV3 emitirá el jueves y que fue grabada recientemente para el programa «Fora de sèrie», Piqué seguía en la misma línea. La televisión catalana emitió ayer un avance y las declaraciones siguen apuntando al buen rollo existente en la Selección y lo a gusto que se encuentra el central. Sobre las relaciones entre los jugadores del Madrid y el Barça, que hace no demasiado no eran las mejores, afirma: «¿Por qué no podemos continuar así? Hubo momentos complicados, pero ahora mismo la relación en la Selección es buenísima. Ahora mismo, el día antes del partido tenemos la costumbre de reunirnos todos en la habitación del capitán. Estamos 12 o 15 jugadores. El día antes de partido. Tenemos una charla y hablamos de cualquier cosa». Y también detalla cómo se encuentra con Sergio Ramos: «Sergio, cuando no está Iker, es el capitán. Las reuniones son en su habitación y vamos los jugadores del Barça. La relación con él es buena, muy buena».