Fidelidad, esfuerzo y entrega

El Rey preside el homenaje a Raúl en un Bernabéu entregado a la leyenda blanca

TROFEOS. Raúl posa con su impresionante colección de trofeos ganados con el Real Madrid
TROFEOS. Raúl posa con su impresionante colección de trofeos ganados con el Real Madrid

Raúl ha sido un hombre muy importante para el Real Madrid y el fútbol español, con una brillante trayectoria. Desde que llegó al club con 14 años, creció gracias al esfuerzo y a la pasión con que afrontó el fútbol y su relación con el equipo.

Pasó toda su etapa de formación y de meritorio en la Ciudad Deportiva con una formalidad y un espíritu de sacrificio y lucha ejemplares hasta convertirse en un referente para todos los que allí estaban y los que pasaron después. Un deportista tremendamente competitivo que fue clave en esa parte de la historia del Real Madrid y de la Selección española que le tocó vivir, con sus más de cien internacionalidades, y que se ganó además el respeto de todos los compañeros de profesión, de la gente del fútbol. En cuanto a mi relación con él, sólo puedo mencionar cosas positivas. Fue muy buena, siempre estuvo a nuestro lado y ayudó muchísimo al cuerpo técnico que llegó en el 99 a disfrutar de años realmente brillantes. Hace poco coincidimos en Qatar y, como siempre, estuvo atentísimo. Su vínculo con la afición resultó siempre especial. Más allá de si jugaba mejor o menos bien –aunque siempre estuvo a una gran altura–, la gente valoró en Raúl su fidelidad, esfuerzo y entrega al club.