319 partidos después... gol de Mascherano

El argentino anotó su primer tanto con la camiseta del Barça, de penalti, en el cómodo triunfo que manda a Osasuna a Segunda.

El jugador del FC Barcelona Leo Messi celebra su gol

El argentino anotó su primer tanto con la camiseta del Barça, de penalti, en el cómodo triunfo que manda a Osasuna a Segunda.

Después de ganar el clásico, continuó la fiesta del Barcelona en el partido contra Osasuna, y a ella se unieron algunos invitados inesperados. Por supuesto, Messi fue la estrella, homenajeado antes del encuentro por sus 500 goles con la camiseta azulgrana, a los que sumó dos más antes de ser sustituido y de llevarse la enésima ovación. Como «artistas invitados» figuraron André Gomes y Alcácer, con otro doblete cada uno. Y como sorpresa, Mascherano. El argentino tenía un sonrojante récord: ser el futbolista con más minutos en el Barcelona sin haber marcado un gol. El año pasado batió la marca de Reiziger, pero ayer se terminó: hubo un penalti a Denis Suárez, lo iba a lanzar Rakitic, pero finalmente se lo dejaron al «jefecito». Lo tiró firme para que siete temporadas, 319 partidos y 25.788 minutos después, lograra su primer tanto con el Barça. Poco antes ya había mandado al palo un cabezazo. Sonrió Mascherano y hubo cachondeo en el banquillo. Toda la escena a alguien pudo parecerle una falta de respeto, porque Osasuna firmó su descenso a Segunda. A Vasiljevic, técnico de los pamploneses, no le molestó que el penalti lo ejecutara el defensa.

Además del mejor, Leo Messi demostró ayer ser el más listo. Una recuperación después de un pase atrás de Tienza fue el principio del fin de Osasuna y el arranque de la victoria del Barça en las cinco finales ligueras que le quedan. Tras conseguir asaltar el Bernabéu, los de Luis Enrique recuperaron el color, la alegría y la ilusión por volver a ganar la Liga. Lo que no pueden es perdonar de nuevo puntos que en principio parecen a tiro. La mayoría de pinchazos del equipo azulgrana han sido contra rivales de la zona media o baja de la clasificación, pero Osasuna no estaba ayer para pelear mucho. Fue al Camp Nou a que le hicieran poco daño y acabó muy lastimado. Ni su gol, que era el 2-1, le sirvió para mucho, porque después llegó la estampida azulgrana. Ninguna parada de Ter Stegen en la primera parte, aunque tampoco es que Sirigu tuviera una jornada muy atareada al principio, pues salió al ralentí el Barcelona pese a los numerosos cambios en su alineación.

Dio descanso Luis Enrique a Luis Suárez y metió de golpe en el equipo respecto al «once» del clásico a Digne, Mascherano, Arda, André Gomes y Denis Suárez. No tardó en pasar a dominar la situación el cuadro local, pero atacaba de forma lenta. Se movía Messi al trantrán por toda la zona de ataque hasta que vio que el pase atrás de Tienza no era demasiado preciso. Era un buen motivo para que acelerara, se plantara delante de Sirigu y resolviera con un toque sutil. La carrera fue fulminante y aunque tuvo algunas dificultades para controlar el esférico, la resolución fue de lujo.

No cambió los planes de nadie el tanto, por mucho que Fran Mérida empezara a dejarse ver en los «rojillos», que ayer vestían una camiseta más bien anaranjada. No hacían mal el trabajo defensivo, pero tampoco asustaban, y tampoco necesitó el Barcelona un asedio para que llegara el segundo, en un pase de Rakitic desde la derecha que cazó André Gomes. Por mucho que Alcácer tirara mil desmarques, no lograba el Barcelona dejar a un futbolista solo delante del portero en una jugada elaborada. Los goles habían llegado tras una recuperación y después de una acción de estrategia.

Todo el ataque de Osasuna se concentró en los cinco primeros minutos tras el descanso. Roberto Torres clavó una falta primero y después obligó a Ter Stegen a despejar de puños. El 2-1 era peligroso para los locales, pero con un acelerón más firmaron la goleada: repitió André Gomes, Alcácer en dos acciones de delantero, Messi hizo el gol de Messi, tras un eslalon hasta que apareció el hueco; y Mascherano sintió por fin la alegría que se siente cuando eres el rey de la fiesta.

7. Barcelona: Ter Stegen, Mascherano, Piqué, Digne; Denis Suárez, Busquets, Rakitic; Messi (Aleñá, min.63); André Gomes, Paco Alcácer y Arda Turan.

1. Osasuna: Sirigu; Buñuel, Oier, Steven, Fuentes; Torres, Fausto, Fran Mérida (Causic, min.79), De las Cuevas, Jaime Romero (Kenan, min.73); y Sergio León (Olivida, min.73).

Goles: 1-0, min.12: Messi. 2-0, min.30: André Gomes. 2-1, min.47: Roberto Torres. 3-1, min.58: André Gomes. 4-1, min.62: Messi. 5-1, min.64: Alcácer. 6-1, min.68: Mascherano (p). 7-1,min.86: Alcácer.

Árbitro: José Luis Munuera Montero, del comité andaluz. Sin tarjetas.

Incidencias: partido correspondiente e la trigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 63.989 aficionados, según datos proporcionados por el FC Barcelona.

Antes del partido, se desplegó una gigantesca pancarta en un lateral del estadio para homenajear a Lionel Messi, quien en la jornada anterior alcanzó los 500 goles con la camiseta azulgrana.