... y la Premier tienta a Casillas

Iker Casillas
Iker Casillas

Madrid- Iker es ahora mismo una parte importante del escudo del Real Madrid, como antes lo fueron, por ejemplo, Raúl, Butragueño, Juanito o Santillana. Es el gran capitán y cada vez que se lo preguntan insiste en que su sueño sería acabar su carrera donde la empezó y pasar a formar parte de los futbolistas que no se movieron nunca del club de su vida. «Mi presente es blanco, en un futuro me veré fuera, pero eso será dentro de cinco o diez años, porque no soy eterno», insiste el guardameta cada vez que se lo preguntan. «Tengo claro que pertenezco al Madrid y lo que quiero es seguir aquí, me gustan los retos y competir y ahora es lo que hago, entrenar bien cada día para volver a ser titular. A día de hoy no hay nada decidido», dijo Iker Casillas en El Hormiguero de Antena3.

De aquí a junio sólo quiere hablar de conquistar los tres títulos que están en juego, de los que, si nada cambia, va a ser protagonista en dos de ellos. Es el portero de las copas, algo que le garantiza un máximo de 22 partidos si el equipo llega a las dos finales. De momento debería ser suficiente para ir al Mundial con garantías junto a Valdés y Reina, pero a partir del verano la cosa puede ser diferente. Casillas siempre dice que disfruta cada minuto en el campo como si fuera el último, que se siente un privilegiado y jugar sólo a medias no le hace feliz del todo. A esto se une el interés de varios conjuntos de primer nivel, que ni hubieran soñado con tener al mejor portero del mundo de los últimos cincos años para la FIFA, a tiro. Por ejemplo, el Manchester City de Pellegrini, que tiene su punto más débil entre los palos. Hart no da confianza a casi ninguno de los seguidores «citizens» y su sustituto, el rumano Costel Pantilimon, no sube el nivel para nada. Casillas sería otro mundo y, si hay opciones, el jeque del City va a tentar al madrileño. El Arsenal de Wenger es otro de los equipos que ha aparecido en los rumores junto, como no, al PSG. Iker necesitaría un equipo que luchase por todo y tuviera «cash» para pagar a una megaestrella. De momento todo son hipótesis, incluso en la cabeza del portero, al que, si pudiera elegir, le gustaría permanecer varias temporadas más vestido de blanco.

La semana pasada se cumplió un año de su primera suplencia en Málaga, cuando Mourinho decidió que fuera Adán titular «por encontrarse en mejor forma física». Ahora Casillas vuelve a estar a tope.