El truco de Del Potro

Ivo Karlovic (28-2-1979, Zagreb) es un marciano en el circuito. Con 37 años, cuando la mayoría de sus colegas ya ejercen de comentaristas o entrenadores, es el número 20 del mundo. Desde hoy vivirá su segunda final de la Davis. En su ciudad de nacimiento y ante Argentina buscará su segunda Ensaladera, la segunda también de Croacia. Con 2,11, sus rivales aseguran que sus saques son como si los hiciera alguien subido a un árbol. Sí, en un árbol y a más de 220 km/h. Los servicios del gigante balcánico son la gran preocupación para la Argentina que lidera Juan Martín del Potro.

En el Arena de Zagreb la albiceleste ha tratado de simular las condiciones reales del servicio de Karlovic. ¿Cómo? No hay ningún otro jugador en la ATP que saque como el balcánico. La solución es situar a uno de los tenistas que ayudan en la preparación del equipo dentro del cuadro de saque, a unos siete metros de la red, y desde ahí empezar a lanzar cañonazos para que «Delpo» y sus compañeros resten pelotas lo más parecidas posibles a las que se van a encontrar cuando sea Karlovic el que está enfrente. No es la única forma de «clonar» al mejor sacador del mundo. La alternativa es situar una plataforma en la pista de saque y recibir cañonazos desde una altura muy superior a la habitual. Los números de Karlovic no engañan. Nadie ha conectado más «aces» que él (11.572), nadie tiene un porcentaje de juegos ganados mejor que el suyo (90 por ciento) y nadie gana tantos puntos como él con el primer saque (83 por ciento). En la Davis también ha dejado huella. Con 78 saques directos tiene el récord de «aces» en un partido y su saque más veloz voló a 251 kilómetros por hora. Por todo eso, porque se juega en la pista rápida de Zagreb y porque Marin Cilic, el número uno croata, es el seis del mundo, los balcánicos son favoritos.

La albiceleste y Del Potro buscan cambiar la historia. Han jugado cuatro finales y las cuatro las han perdido. Las dos últimas fueron contra España y en ambas estuvo el subcampeón olímpico. En 2008, en Mar del Plata, una España sin Nadal y con los mejores Verdasco y Feliciano de su carrera aprovechó el clima de guerra civil de los locales para levantar la Ensaladera. Tres años después, en Sevilla, ya con Rafa, España se impuso sin dificultades.

El líder argentino pretende cerrar un año mágico. Hace nueve meses era el número 1.045 del mundo por culpa de sus reiterados problemas físicos. En este tiempo ha remontado más de 1.000 puestos –es el 38–, ganó la plata en Río después de superar en semifinales a Nadal y se llevó el torneo de Estocolmo. No es su primera resurrección. En 2011 ya vivió un episodio similar cuando arrancó como el 485 y terminó a las puertas del «top 10» (11). El que fuera número 4 de la ATP hace apenas dos temporadas amenaza con volver a ser el jugador que ganó el Abierto de EE UU y sueña con cerrar la herida histórica que tiene Argentina con la Davis.

q Orden de juego. Hoy (desde las 14:00, Tdp): Cilic- Delbonis y Karlovic-Del Potro. Mañana (15:00):Dodig/Skugor-Pella/Mayer. Domingo (desde las 14:00): Cilic- Del Potro y Karlovic-Delbonis.