España ya mira a los grandes de la Davis

Bautista logró el punto decisivo ante Mergea. En septiembre llegará la pelea por el ascenso

Bautista logró el punto decisivo ante Mergea. En septiembre llegará la pelea por el ascenso

«Ahora estamos donde queremos estar, un pasito más cerca. Queda ese empujón para ascender al Grupo Mundial, donde España se merece estar», afirmó Conchita Martínez después de que Roberto Bautista lograse el punto definitivo ante el rumano Mergea, al que superó por 6-4, 6-3 y 6-2 en una hora y tres cuartos. El quinto partido sirvió para que Pablo Carreño tuviese su oportunidad y debutase con una victoria ante Adrian Ungur por 6-3 y 7-6 (5).

Objetivo, pues, cumplido en Cluj frente a los rumanos y en espera de conocer el rival –mañana es el sorteo– con el que España se jugará en el mes de septiembre el ascenso al Grupo Mundial de la Davis. «Ojalá nos toque en casa y podamos jugar ante nuestro público porque hace tiempo que no se juega una Copa Davis en casa», argumentó Conchita, que reconoce que es pronto para saber con qué jugadores va a contar. Primero hay que conocer el rival y luego esperar a lo que suceda en los Juegos para saber el estado de nuestros tenistas y su disposición para jugar la eliminatoria.

Dispuesto a repetir está Pablo Carreño. El asturiano era el componente más feliz del equipo. El día 12 cumplió 25 años y ayer se produjo su debut con el equipo español. «Ha sido una semana fantástica, no la olvidaré nunca. Es un sueño hecho realidad. Aunque la eliminatoria estaba ya decidida, para mí era muy importante jugar mi primer partido con España y, encima, lo he podido hacer con una victoria y con más o menos buenas sensaciones en una pista que es muy rápida», añadió el gijonés.

«El nivel que he dado ha sido muy alto hasta Roland Garros. Creo que puedo mejorar más aún. Mi objetivo del ránking sería acabar entre los 35 y 40 primeros, pero lo importante es que las sensaciones sean buenas, que los jugadores me respeten», explicó Pablo, convencido de que mejorará en los próximos meses.

Bautista, que ha mostrado su solvencia durante la eliminatoria, reconocía que esto le da confianza. «Te hace crecer como jugador, te expone a unas metas difíciles, a momentos de presión muy grandes y esto te suma mucho», matizó el castellonense. «Es un día especial, se nos habían atragantado varias eliminatorias de la Copa Davis y jugar fuera de casa siempre es muy complicado», dijo.