Publicidad
Publicidad
Economía

“La calidad de una universidad está condicionada por los propios estudiantes”

El rector de la Universidad Ranepa de Moscú, Vladimir Mau, impulsa una alianza de Universidades rusas y españolas para afianzar lazos entre ambos países y el intercambio de estudiantes

RANEPA, la Universidad Presidencial Rusa de Economía Nacional y Administración Pública más prestigiosa de Moscú, que depende directamente del presidente Putin y en la que se forman buena parte de los dirigentes rusos, impulsa desde hace siete años una alianza estratégica de Universidades ruso-españolas. Su rector, Vladimir A. Mau, viajó en diciembre a Madrid para afianzar esta alianza de cooperación académica, que se consolidaba con la rúbrica del Memorando de Colaboración para el intercambio de estudiantes entre ocho universidades públicas, cuatro de cada uno de estos países.

Publicidad

-¿Por qué y cuándo RANEPA decide desarrollar las relaciones con España y sus universidades?

- Después de la primera experiencia, más que exitosa, con la Universidad de Valencia, fuimos firmando acuerdos de colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Carlos III de Madrid. Así como la Universidad autónoma de Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Almería, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Cádiz, entre otras.

Gracias a esto, se llegaba a la idea de la creación de la Alianza de universidades rusas y españolas que fue inaugurada en abril de este año, con la firma del Memorando de Colaboración entre cuatro universidades públicas españolas (Universidad de Valencia, Universidad Carlos III de Madrid, Universidad de Oviedo, Universidad Rovira i Virgili de Tarragona) y cuatro universidades públicas rusas (RANEPA, RFTA, MISIS, TSU).

- ¿Qué aires se respiran en los pasillos de su universidad?

Publicidad

- En RANEPA contamos con un número importante de estudiantes, tanto jóvenes como gente bien adulta. La particularidad de esta universidad consiste en que, aunque hay muchos alumnos de grado y posgrado, que son los más pequeños, la mayor parte de los matriculados son funcionarios públicos municipales, que se van capacitando, reciclando y preparando para elaborar proyectos en el marco de su actividad laboral.

Además, nuestra universidad es una consultoría importante y un centro destacado de diagnóstico personalizado profesional de los empleados públicos, y de todos lo que planean trabajar en este sector. Del mismo modo, va realizando una gran labor de investigación, tanto común como particular, solicitada por numerosas entidades, entre ellas el gobierno de la Federación Rusa. Todas ellas basadas en el campo de los estudios económicos, sociales, políticos, etcétera.

Publicidad

- Usted es un economista emérito de Rusia. En una de sus entrevistas dijo que “hay cosas más importantes que la economía”, ¿cuáles son?

- La economía conforma solo una de las partes de la vida social. Y, muy a menudo, para llegar a esa sociedad de estado de bienestar y en pleno desarrollo, la gran importancia la adquieren no solo los mecanismo y parámetros económicos, sino los institutos sociales cuyo papel es más que relevante.

Y la cuestión clave en ello, desde luego, es la confianza, que es un factor excepcional sin el que no hay eficacia ni en la economía, ni en la política. La confianza, según la teoría relacionada con la categoría económica, es uno de los factores de mayor significación en la organización de la sociedad en general que, a su vez, incluye también la economía. Por esto mismo, es una de las cosas mucho más importantes que la economía.

- Según usted, el secreto de la universidad consiste en “atraer a los mejores” ¿Cómo se consigue eso?

- Considero que la calidad de la universidad se determina por los mismos estudiantes, puesto que los mejores de ellos atraen a los mejores profesores. Y, a su vez, los mejores aspirantes se captan con la confianza y la transparencia.

A pesar de que los estudiantes pueden comparar entre diferentes universidades, siempre nos eligen los que adquieren las notas de corte más altas. Por nuestra parte, intentamos ofrecerles un ambiente creativo, a la vez que algo tenso.

Publicidad

Suelo subrayar que a menudo a los aspirantes que la época universitaria es la más divertida, agradable y despreocupada. Empero, siempre les digo que si les parece fácil estudiar, hay que dejar los estudios. La educación comprende inversiones de dinero y de tiempo. En este sentido, gastarlas sin obtener beneficio alguno no está bien. Y, precisamente por esto, siempre hago hincapié en que lo de estudiar tiene que ser difícil porque si es fácil, el rendimiento no es auténtico. Creo que para los estudiantes listos y fieles a los que buscamos, este razonamiento suele tener su impacto.

- ¿Cuál es la esencia del proyecto “Líderes de Rusia” con el que colabora estrechamente siendo su tutor?

- “Líderes de Rusia”, es un concurso que podría llamarse “el ascensor social”. Esta iniciativa, que pertenece al presidente Putin, se puso en funcionamiento hace unos tres años, aunándose cada año con RANEPA. Se trata de un proyecto que está dedicado exclusivamente a personas que rondan entre los 25 y 55 años de edad, y son directivos en activo.

El concurso cuenta con varias etapas. Las primeras son online, basadas en rellenar cuestionarios, contestar una serie de preguntas, grabar presentaciones...etc. Seguidamente, se pasa a las semifinales, donde se evalúan diferentes competencias en la que destacan tanto los conocimientos como las cualidades del liderazgo. Finalmente, se seleccionan los ganadores cuyo premio puede llegar hasta un millón de rublos (unos 15 mil euros) que pueden invertirse en cualquier programa educativo de Rusia. Y, prácticamente, la mitad de los ganadores elige programas de RANEPA.

Este año han sido más de la mitad. Entre el 45 y el 55 % de los vencedores eligen nuestros programas MBA (Master of business administration) o MPA (Master of Public Administration).

- RANEPA se considera “la cuna de los presidentes y ministros”. ¿Cuáles son los objetivos puestos en el ámbito de la administración pública de Rusia?

- RANEPA es una escuela de negocios destacada en la que se gradúan muchos (presidentes y ministros). Actualmente, dedicamos nuestra atención a la formación de los funcionarios públicos y empleados municipales, incluidos los dirigentes regionales y los gobernadores. Uno de nuestros alumnos es el vice-ministro, por ejemplo. Es un trabajo complicado y de mucha responsabilidad.

La formación de los funcionarios públicos no es enseñar transmitiendo los conocimientos, sino intercambiar experiencias, apoyarles en la preparación de los proyectos que les interesan y que irán realizando. Es conocer los logros de sus colegas de otras regiones y otros países. Actualmente, los países compiten a través de la calidad de su administración pública, no a través del valor de su mano de obra, ni de la abundancia de sus recursos naturales.

Desde RANEPA ofrecemos un programa dedicado a los líderes de la transformación digital en el mundo. Intentamos elaborar un apartado amplio en nuestros programas dedicado a las tendencias tecnológicas actuales. Los funcionarios públicos eficaces tienen que comprender el futuro de las tecnologías, pues vivimos en una época en la que estas van cambiando dinámicamente. Y no solo transforman el modelo del estado, pues también van formando un nuevo sistema ético. Desde luego, no se trata de la eliminación de los 10 mandamientos y las bases cristianas de la ética, pero si de la introducción de un nuevo elemento al proceso de su transformación en el mundo digitalizado.

- Según usted, “la educación debería ser realmente continua, porque ello ayuda a adaptarse mejor a los desafíos de hoy. ¿Hay algo más al respecto o es la fórmula única?

- Mientras entramos en la universidad y tenemos que estudiar aproximadamente unos 6 años, aparecen muchas profesiones nuevas. Un aspirante empezando sus estudios en la universidad, en realidad, no sabe qué profesión y qué aptitudes serán más afines a él. Precisamente por ello cuando me preguntan cuántos graduados trabajan realizando la carrera que han estudiado, suelo recomendar no tomarlo en cuenta como un criterio importante. Las personas exitosas, en su mayoría, suelen no seguir sus carreras estudiadas.

Esto significa que la educación tiene que ser continua. El hombre se ve obligado a adaptarse a nuevos desafíos a lo largo de su carrera profesional, sobre todo, a través de las tecnologías y procesos educativos. En mi opinión, los conocimientos fundamentales son lo principal en la educación, nunca estarán en desuso. Lo dice su definición. Y para ser capaz de adaptarse a unos nuevos desafíos, se requiere un conjunto de conocimientos fundamentales que ayudan a lidiar los desafíos de turno a lo largo de la vida.

- Hábleme del proyecto del Campus de verano de RANEPA en Kazan, que cada año atrae una mayor atención por parte de los estudiantes españoles.

- El campus de verano de RANEPA es un proyecto muy interesante, sobre todo porque fue una iniciativa de los estudiantes y los empleados jóvenes de RANEPA, que ofrecieron la realización conjunta del proyecto al gobierno de Tartaristán. La administración de la universidad tuvo poco que ver con este tema en sus inicios.

Se trata de una estancia de dos semanas y media en julio en las afueras de Kazan, concretamente en un sitio muy bonito a orillas del Volga. Participan unas 250 personas, de las que entre el 30 y 40% son extranjeros. Desde hace unos 3 ó 4 años todas las actividades de este campus de verano se hacen completamente en inglés. Y es por esto por lo que, para tener la posibilidad de asistir hay que cumplir dos condiciones, ofrecer algún proyecto interesante a discutir y tener un buen dominio del inglés.

Cada año hay más estudiantes extranjeros que vienen de todos los países del mundo, desde China a América Latina. Crece el número de los estudiantes españoles pero todavía más aumenta el interés de los hispanohablantes en general. Estamos encantados de recibirles, son muy activos, dinámicos y enriquecen mucho la vida del campus.