España solo logra un raquítico 4% de los fondos europeos para la transición energética

Ocho provincias optan a repartirse unos 307 millones de los 7.500 destinados a la descarbonización. Polonia recibirá 2.000 millones y Alemania, 877. Hasta Francia, un país nuclearizado, recibirá más que las cuencas hulleras españolas

La UE destinará 7.500 millones a ayudas a los países para la descarbonización
La UE destinará 7.500 millones a ayudas a los países para la descarbonizaciónEfe

Puede que no sea maná caído del cielo, pero tiene como objetivo paliar los efectos de las descarbonización en la economía española. El Ejecutivo comunitario desveló ayer las regiones susceptibles de recibir dinero del nuevo fondo de transición energética y que en el caso de nuestro país incluye a ocho provincias - La Coruña, Asturias, León, Palencia, Teruel, Almería, Córdoba y Cádiz. De los 7.500 millones de euros asignados para el periodo 2021-27, España recibirá tan sólo el 4% del total, unos 307 millones. La mayor porción de la tarta se la lleva Polonia con 2.000 millones, seguida de Alemania con 877, República Checa, con 581 millones; Bulgaria, con 458 millones; Francia, con 402 millones e Italia, con 364 millones. Para este reparto, el ejecutivo comunitario tiene en cuenta las consecuencias para el empleo del cierre de minas y centrales térmicas, aunque estas cifras no son definitivas y están siendo negociadas entre las capitales. A pesar de España ha mostrado su disconformidad con un montante tan reducido, nuestro país también deba batallar en otros campos como por ejemplo, las ayudas a los agricultores y los fondos que reciben las regiones europeas. La pasada semana fue imposible alcanzar un acuerdo en la cumbre celebrada en la capital comunitario y que finalizó con fumata negra tras treinta horas de negociaciones. Bruselas pretende que en 2050 el territorio europeo alcance la neutralidad climática (emisiones 0 de gases con efecto invernadero) y confía en movilizar, con la ayuda del sector privado. 100.000 millones de euros para auxiliar a las regiones más dependientes de los combustibles fósiles.