«Guerra total»: huelga de hambre, encadenamientos y más protestas

Las asociaciones de taxistas mantienen la huelga e iniciarán medidas "más contundentes".

Un grupo de taxistas bloquea la salida de viajeros del metro de Ifema en el quinto día de huelga
Un grupo de taxistas bloquea la salida de viajeros del metro de Ifema en el quinto día de huelga

Las asociaciones de taxistas mantienen la huelga e iniciarán medidas "más contundentes".

Las asociaciones de taxistas anunciaron ayer por la tarde en una rueda de prensa que continuarán con la «guerra total» y las protestas en la capital, y que, en consecuencia, en los próximos días emplearán acciones «más contundentes» que las realizadas hasta la fecha, como encadenamientos o huelgas de hambre anunciadas por distintos taxistas congregados en el «cuartel general» de Ifema. En definitiva, que los paros y la huelga indefinida se mantendrán e irán a más.

Así lo confirmó Julio Sanz, el presidente de la Federación Profesional del Taxi, quien consideró que sus reivindicaciones sobre la regulación del sector VTC siguen «en el punto de partida» y declaró que no van a parar «hasta conseguir nuestro objetivo». Asimismo, destacó la posición de unanimidad del sector y que tiene «la conciencia muy tranquila». Pese a que reconoció como un logro el comienzo –ayer por la mañana– de la primera de una serie «reuniones técnicas» mantenidas entre el Ayuntamiento y la Comunidad, destacó que a las asociaciones no se les comunicó nada al término de la misma. En ese sentido, Sanz criticó el «hermetismo» mantenido por las administraciones y dirigido, en teoría, a no «enturbiar» los trabajos de la comisión.

Por su parte, Miguel Ángel Leal, presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid remarcó que «la moral» de los taxistas frente a los poderes públicos no sólo «no ha decaído», sino que «ha ido en aumento». Además, Leal calificó la reunión del sábado por la noche con la Comunidad como una «tomadura de pelo» y resaltó la petición al Gobierno regional de regular y establecer un tiempo mínimo para la precontratación de un VTC, al estilo de lo acordado en Barcelona. Sin embargo, sí que subrayó que, a diferencia con los taxistas de Barcelona, las asociaciones pidieron más tiempo de contratación por entender las diferencias de ambas ciudades. «En Madrid hay ya casi 7.000 VTC con respecto a casi 16.000 taxis» afirmó, mientras que en la Ciudad Condal «hay unos 10.000 taxis frente a solo 3.000 VTC».

También habló el presidente de la Asociación Madrileña del Taxi, Felipe Rodríguez Baeza, quien secundó la huelga indefinida y las medidas, como los cortes de carreteras, a los que calificó de «daños colaterales y puntuales». Además, Baeza indicó que, aunque no sabe la duración total de los paros, «no nos van a mover» de Ifema, y apuntó que si la situación sigue bloqueada cuando la feria de Fitur acabe, se trasladarán a otro punto de la capital para seguir con las protestas.

Por otra parte, Daniel Carrasco, vicepresidente de la Plataforma Caracol, apuntó que «aunque se intente causar el menor daño posible» a los ciudadanos, según pase el tiempo, si no se toman medidas, «será más difícil controlar» las protestas. Por último, Sergio Vera, de Élite Taxi, recalcó que el conflicto entre las VTC y los taxis deriva de la «opción política» del Partido Popular que, según dice, a través de no regular el sector de las VTC destruye «servicios públicos esenciales» como el taxi, lo que afecta a todas las familias del sector, unas 22.000 según precisaron los portavoces de las distintas asociaciones.

Para calmar los ánimos, los distintos líderes y portavoces de los taxistas se disculparon en varias ocasiones con los ciudadanos por no ofrecerles servicio durante estos días y por los perjuicios causados por los cortes de las carreteras A-2 y M-40. Además, han anunciado que reforzarán sus «servicios mínimos» –actualmente 100 eurotaxis que solo operan para trasladar gratuitamente a Personas con Movilidad Reducida (PMR) o pacientes de diálisis– y los ampliarán a los distintos hospitales de Madrid para atender a ancianos o a personas enfermas o incapacitadas.

Pese a las disculpas ofrecidas, lo cierto es que la cuarta jornada de huelga de la capital se saldó con 14 heridos leves y dos detenidos, de los cuales uno ya está en libertad. Uno, por saltarse el control policial en Ifema, y el otro por golpear un VTC de Cabify en Atocha. Entre los 14 heridos leves, 10 corresponden a manifestantes, tres son policías y uno de ellos es un periodista que resultó herido por una caída. Desde primera hora de la mañana, la situación fue tensa debido a que varios taxistas quemaron neumáticos cerca de la gasolinera del Campo de las Naciones, a lo que se unió más tarde el intento de rebasar los cordones policiales, lo que obligó a los antidisturbios a actuar y a realizar varias cargas. Durante la jornada, también se produjeron cortes momentáneos en los accesos a la M-40. A última hora de la tarde, un grupo de taxistas protagonizó una sentada en los accesos a la estación de metro Feria de Madrid de la línea ocho, en un momento de gran afluencia de usuarios que salían de Fitur. Esta acción obligó a la Policía a desalojarlos de forma pacífica.

Por otro lado, desde Élite Taxi denunciaron un presunto atropello a un taxista en la T2 del aeropuerto a manos de un conductor de VTC sin identificar. El taxista fue herido en un pie cuando estaba llamando a la Policía para denunciar que un VTC estaba aparcado en una zona prohibida.