Prado reclama nuevas medidas expansivas y estabilidad política

El presidente de Endesa cree que «la inversión es el motor del crecimiento»

El presidente de Endesa, Borja Prado, ayer durante la junta de accionistas
El presidente de Endesa, Borja Prado, ayer durante la junta de accionistas

El presidente de Endesa, Borja Prado, consideró ayer que la estabilidad política es fundamental para que España recupere el liderazgo en Europa. «Los cambios bruscos no serían muy recomendables, hay que dar una continuidad», dijo Prado al término de la junta de accionistas de la eléctrica, en la que afirmó que la «senda en la que nos encontramos arroja ya datos esperanzadores». No obstante, «no se debe confundir el optimismo con el exceso de confianza; ni mirar al futuro olvidando el pasado», apuntó el máximo ejecutivo de la energética hispano-italiana.

«El PIB español creció el 1,4% en 2014. Se trata todavía de un crecimiento modesto, pero apreciable y significativo, que pone fin a casi seis años de continua recesión y que parece ser el inicio de un nuevo ciclo económico», argumentó el presidente de Endesa. «Sin embargo, nuestra economía tiene todavía muchas reformas pendientes si aspira a cambiar nuestro modelo económico por otro más flexible que genere empleo de manera más rápida y más estable», apostilló Prado.

Para lograr estimular el aumentó del PIB, el presidente de Endesa instó a las autoridades a aplicar «políticas de expansión». En su opinión, la inversión extranjera en «proyectos públicos y privados» será «el motor del crecimiento» de la economía española en los próximos meses. «La consolidación de estos avances económicos, la recuperación del empleo y la búsqueda de nuevas metas de crecimiento sólo serán posibles en un escenario de estabilidad política», señaló Prado.

A este respecto, el presidente de Endesa también señaló que, como «defensor de la empresa privada», está «en desacuerdo» con las intenciones de Podemos de nacionalizar las empresas de sectores como el energético.

Respecto al sector energético, Prado aseguró que espera que continúe el «cierre de centrales de ciclo combinado», ya que muchas de ellas «están en pérdidas o en desuso». Además, se mostró confiado en la evolución de la demanda energética. «En abril muestra un incremento cercano al 1,9%, y esperamos que aumente a una media del 2%» en el conjunto del ejercicio, apuntó el presidente de Endesa. Por otra parte, también pidió un «recorte de los peajes» de acceso, que, en su opinión, son demasiado elevados. «El Gobierno está haciendo sus esfuerzos», dijo.

Prado también apuntó que Endesa se centrará pincipalmente en «España y Portugal», dos sectores maduros en los que la eléctrica cuenta con un «reconocido prestigio y liderazgo». Además, recordó el plan de inversiones, que ascenderá a 4.400 millones de euros en cinco años.

La junta de accionistas de Endesa, cuyo capital está controlado por la italiana Enel en un 70%, aprobó ayer el reparto de un dividendo de 0,76 euros por acción, lo que supondrá el desembolso de 805 millones de euros, el 85 % del beneficio neto. «Desde la colocación en Bolsa realizada el pasado mes de noviembre, la rentabilidad de Endesa para el accionista ha superado el 40%», argumentó Prado.

Por último, el presidente de la eléctrica puso en valor que Endesa cuenta con cinco consejeros independientes de once, el 45% del total y por encima de la recomendación del último código de buen gobierno corporativo aprobado por la CNMV.

Garralda y Lacerda, consejeros

La junta de accionistas de Endesa también aprobó ayer el nombramiento del presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda Ruiz, y del presidente de Correos de Portugal (CTT), Francisco Lacerda, como nuevos consejeros independientes de la empresa energética controlada por la italiana Enel.