Actualidad

Sánchez pide calma a las tecnológicas ante la aplicación de la «tasa Google»

El impuesto con el que el Gobierno pretende recaudar 1.200 millones preocupa a las grandes del sector.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, durante su intervención, ayer, en Davos
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, durante su intervención, ayer, en Davos

El impuesto con el que el Gobierno pretende recaudar 1.200 millones preocupa a las grandes del sector.

La primera visita de un presidente del Gobierno español desde 2010 al foro económico por excelencia, que se celebra cada año en la localidad suiza de Davos, coincide con la entrada en vigor de la denominada «tasa Google», con la que el fisco pretende recaudar unos 1.200 millones de euros al gravar con un 3% a los ingresos generados por las grandes tecnológicas del mundo digital. El Foro Económico Mundial coincide, además, con un programa cuajado de encuentros sobre transformación digital y el impacto de las nuevas tecnologías en el comercio global. En este contexto, Sánchez tiene prevista una ronda de encuentros con altos directivos de varias multinacionales tecnológicas para tratar de calmar los ánimos ante la entrada en vigor del nuevo impuesto, que afecta a los servicios de publicidad e intermediación online, así como la venta de datos obtenidos por gigantes digitales con una facturación global en todos los casos de 750 millones de euros y que generen ingresos superiores a los tres millones de euros en España.

Entre otros, el jefe del Ejecutivo se reunirá con el «número dos» de Microsoft, Satya Nadella; la consejera delegada de Facebook, Sheryl Sandberg; la de Booking, Gillian Tans; el director ejecutivo de Amazon Web Services, Andy Jassy y la presidenta mundial de IBM, Ginni Rometty. Además, también se verá con el presidente y consejero delegado de Arcelor Mittal, Lakshmi Mittal.

Los directivos de estas empresas, que en algunos casos estudian inversiones en España, han mostrado su preocupación ante el nuevo escenario fiscal, ante el que quieren conocer de primera mano cómo les afecta en sus planes. Sánchez ha recibido más de 60 peticiones de encuentros bilaterales en Davos, según las agencias, entre ellas las de varios dirigentes políticos, que ha preferido posponer para apaciguar a estas multinacionales.

En su intervención ante el plenario, el presidente del Gobierno se centrará en defender la solidez de la economía española y las políticas sociales puestas en marcha por su Gabinete. Posteriormente, en un almuerzo dedicado a la globalización de la revolición digital, aprovechará para defender la «tasa Google», que la propia UE ha congelado.