Bronca en el Congreso: Batet quita la palabra a la CUP y al BNG por hablar en catalán y gallego

La Cámara Baja debatía una iniciativa de Vox para garantizar el derecho a estudiar el castellano en todo el país, mientras que los diputados independentistas han tratado de eclipsar la sesión

El diputado de la CUP Albert Botran conversa con la presidenta de la cámara Meritxell Batet durante el pleno del Congreso de los Diputados, este martes en Madrid. EFE/ Fernando VillarFERNANDO VILLAREFE

Nueva sesión bronca en el Congreso de los Diputados. Esta vez la imagen de la crispación se producía cuando en la Cámara Baja se debatía una proposición no de ley de Vox que tenía por objeto instar al Gobierno a garantizar el derecho a estudiar “exclusivamente” en castellano en todo el territorio nacional.

En el turno de palabra del diputado de la CUP, Albert Botrán y, posteriormente, en el del portavoz del BNG, Néstor Rego, han decidido argumentar su posición en contra expresándose en catalán y en gallego, respectivamente.

Ante la situación, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, no ha dudado en quitar la palabra a sendos diputados por su reiterada negativa a utilizar el castellano en sus intervenciones.

“La lengua común, compartida en el Congreso por todos los diputados y diputadas es el castellano”, ha recordado Batet al diputado de la CUP, que hasta en cuatro ocasiones ha tratado de mantener su discurso en catalán. El diputado de la CUP ha denunciado el “nacionalismo lingüístico español” y la presidenta del Congreso le ha llamado repetidamente a cumplir con el reglamento de la Cámara Baja. El diputado independentista se ha negado a utilizar el castellano y finalmente Batet ha optado por silenciarle el micro y dar por finalizada su intervención. “Si no atiende esta petición, le quito la palabra”, ha sentenciado.

Posteriormente, el diputado del BNG, Néstor Rego ha hecho lo propio y Batet ha optado por avisarle. "Tiene que utilizar la lengua común de esta casa y a la que nos debemos reglamentariamente”, le ha dicho la también diputada del PSC.

La proposición de Vox tenía por objeto adoptar las medidas necesarias para asegurar el deber de conocer el castellano, del derecho de usarlo y de su aplicación a las personas físicas, jurídicas y a todas las Administraciones e instituciones públicas del Reino de España. Sin embargo solo ha sido apoyada por Ciudadanos, mientras que el PP ha presentado una enmienda a la misma que ha sido finalmente rechazada por Vox.