Un fiscal pide amparo ante “la persecución” del abogado de un acusado que le amenazó de muerte

José Grinda considera que las querellas y demandas que le ha interpuesto el letrado de un prófugo de nacionalidad rusa buscan “inquietarle”

El fiscal de Anticorrupción José Grinda (d) tras el registro en 2019 de la sede de CDC en Barcelona
El fiscal de Anticorrupción José Grinda (d) tras el registro en 2019 de la sede de CDC en Barcelona

El fiscal José Grinda, quien se encarga de la lucha contra las mafias en España, ha remitido un escrito a su jefe en Anticorrupción, Alejandro Luzón, en el que reclama que traslade a la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, una petición de “amparo” ante “los ataques” que ha sufrido, según especifica, del abogado Ernesto Díaz-Bastién, defensor del empresario Tambovskaya Ilya Traber, prófugo de la Justicia española, y uno de los principales acusados del “caso Troika” contra la mafia rusa.

Según la Fiscalía General, Traber ya había amenazado con atentar contra Grinda y su familia. Y según especifica el propio fiscal en su petición de amparo, la Guardia Civil elaboró el 6 de marzo de 2018 un informe que concluía que este empresario ruso había decidido matarle tras su intervención en el juicio que se estaba celebrando en la Audiencia Nacional contra el propio Traber, que está en búsqueda y captura.

“Perturbarle” e “inquietarle”

Por eso, el fiscal considera que las denuncias interpuestas por el letrado de Traber contra él buscan “perturbarle” e “inquietarle” en el ejercicio imparcial de su trabajo: “La finalidad de las actuaciones anteriores contra mí no es otra que la de inquietar mi labor, que como fiscal desarrollo en esta Fiscalía Especial. Por ello, en parecidos términos a lo dispuesto en el artículo 14, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para jueces y magistrados, se solicita que sea amparado por la Fiscalía General del Estado, previa su comunicación y deliberación en el Consejo Fiscal, ante el manifiesto ataque a la imparcialidad que rige mi función”, reclama Grinda.

Grinda pone asegura que ha venido “sufriendo” en los últimos meses “una campaña de acoso judicial y extrajudicial contra el libre ejercicio de las funciones públicas que me encomienda el artículo 3 del Estatuto de Ministerio Fiscal. He sido víctima de una auténtica persecución procesal [...] como consecuencia del desempeño de mi labor profesional”, prosigue el fiscal.

“Caso Troika”

En concreto, este fiscal antimafia ha sido objeto tras el ejercicio de su labor de acusación en el juicio del denominado “caso Troika” de una querella por revelación de secretos, que fue inadmitida; una segunda querella por injurias y calumnias, también inadmitida; y de una queja ante la Fiscalía General del Estado, que fue desestimada.

El abogado Díaz-Bastién también vio cómo el Colegio de Abogados de Madrid le denegaba el amparo que reclamó contra Grinda en el juicio. Asimismo, este fiscal ha recibido otra demanda, que fue desestimada, por una supuesta lesión del derecho al honor. El propio Traber también ha demandado al fiscal que le acusa.