España despliega al Ejército en Ceuta tras la oleada de inmigrantes desde Marruecos

En la playa del Tarajal ya hay cerca de un centenar de militares controlando la frontera con material antidisturbios y cinco vehículos blindados “BMR”

Thumbnail

Varias unidades del Ejército de Tierra comenzaron anoche a colaborar en las labores de control de las calles de Ceuta al unirse al dispositivo especial puesto en marcha por la entrada de unos 6.000 inmigrantes marroquíes por los espigones fronterizos. Cifra confirmada por el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, que esta misma mañana aseguraba que ya son 1.600 los inmigrantes devueltos con un objetivo claro: “Revertir esta situación”. Por este motivo, el titular de Interior anunciaba el despliegue de 200 efectivos en Ceuta, 150 policías nacionales y 50 guardias civiles.

Mientras, fuentes de Defensa aseguraban que en la playa del Tarajal ya hay cerca de un centenar de militares controlando la frontera con material antidisturbios y cinco vehículos blindados “BMR”.

Según la Delegación del Gobierno, alrededor de 1.500 serían menores de edad, por lo que no podrán ser expulsados de forma expeditiva, como las autoridades españolas esperan poder pactar con Marruecos igual que tras la crisis del último fin de semana de abril, cuando algo más de un centenar de jóvenes súbditos del país vecino entró en territorio español por la misma vía.

Este lunes el número de entradas ha sido infinitamente mayor y fuentes policiales calculan que podría acercarse a las 9.000 personas.

El Gobierno español ha decidido movilizar al Ejército, concretamente a las unidades de La Legión y Regulares, para reforzar a las fuerzas de seguridad en el control de la ciudad.

Los soldados se van a encargar, de la mano de la Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil, de “agrupar a los inmigrantes desperdigados” y de prestar todo el “apoyo logístico” que ha reclamado la Delegación del Gobierno.

También se han activado los integrantes de la Unidad de Apoyo Logístico número 23 (ULOG-23), con la intención de habilitar literas para los inmigrantes que han entrado. Previsiblemente estas literas se ubicarán en el campo de fútbol José Benoliel, aunque este extremo aún no se había decidido.

1.500 menores de edad

En una entrevista en TVE, Marlaska ha reconocido que es “pronto para poder fijar el número de menores” que habrían cruzado a Ceuta, pero ha reconocido que la “cantidad aproximada” está en torno a los 1.500.

El titular de Interior ha explicado que el Ejecutivo continuará aplicando la ley para proteger a los menores y procederá con la devolución del resto de migrantes que han “entrado de manera ilegal”. Asimismo, Marlaska ha reconocido que todavía hay “personas con voluntad” de entrar en la ciudad autónoma.

Por ello, el Ministerio desplegará este mismo martes a 200 efectivos en Ceuta -150 policías nacionales y 50 guardias civiles, que completarán “una plantilla de más de 1.100 efectivos” que tratarán de “revertir la situación y garantizar la seguridad de las fronteras”.