Política

Amaiur acusa a Rajoy de «estár más cómodo» cuando ETA mataba.

El diputado navarro de Amaiur, Sabino Cuadra, durante la segunda jornada del debate del estado de la nación
El diputado navarro de Amaiur, Sabino Cuadra, durante la segunda jornada del debate del estado de la nación

Rajoy tilda de «repugnante» las acusaciones del diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, de que el presidente «estaba más cómodo cuando ETA mataba».

El diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, acusó al Gobierno durante su turno de intervención en el debate del estado de la nación, de estar intentando "reventar el proceso de paz"y ha considerado "puro sadismo"y "venganza cobarde"la política de dispersión de presos de ETA, que "busca castigar a sus familiares". Cuadra dijo que hoy en "Euskal Herria tan solo queda un tipo de violencia política: la del Estado"en referencia a "la violencia de las ilegalizaciones, las detenciones, la tortura, la cárcel o los tribunales de excepción". Reprochó al Ejecutivo de Rajoy que haya desaprovechado el año y en este tiempo aún no haya abierto las puertas al acercamiento de los presos de la banda terrorista ETA y le espetó: "estaban más cómodos en el anterior escenario". Para Amaiur existe otra vía para acabar con el problema: "el diálogo"para que con él se llegue al "reconocimiento mutuo de la violencia habida". "De todas las violencias y de todas las víctimas", ha subrayado.

Esta vía, según el diputado de Amaiur deberá mirar "más al futuro que al pasado" y acordar unas "bases firmes para que lo ocurrido no vuelva nunca a suceder". De hecho, dijo que es "absurdo"que se siga con la misma política antiterrorista, detenciones, y "torturas", "después de tres años sin que ETA asesine"

El PNV también pidió al presidente de Gobierno que cambie su política penitenciaria. Acusó al Ejecutivo de que su mandato constituya una "pérdida de libertades"criticando la reforma del código penal. Aitor Esteban ve "patético"que se endurezcan los códigos y le preguntó si no le basta con 40 años de prisión.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy fue contundente en su réplica a Amaiur: "vamos a mantener la política antiterrorista". Sobre las afirmaciones de Cuadras a que Rajoy estaba más cómodo cuando ETA mataba, el presidente del Gobierno fue muy duro y le replicó: "decir eso es repugnante", lo que arrancó un solemne aplauso del hemiciclo. A continuación acusó a Cuadras de no tener "ni un ápice de humanidad"y le dijo que se imagine el dolor de las víctimas y que qué van a pensar al oírle.