Los estibadores catalanes se niegan a dar servicio al ferri de la Policía

Aseguran que lo hacen en defensa de los derechos civiles

Asamblea de los estibadores de Barcelona que han decidido no dar servicio al ferri de la Policía
Asamblea de los estibadores de Barcelona que han decidido no dar servicio al ferri de la Policía

Los estibadores de los puertos de Barcelona y Tarragona han decidido que no darán asistencia los buques amarrados en ambos puertos para alojar a agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil .

Los estibadores del Puerto de Barcelona y del Puerto de Tarragona han decidido este jueves en asamblea de trabajadores que no darán asistencia los buques amarrados en ambos puertos para alojar a agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que trabajan en el dispositivo para frenar los preparativos del referéndum del 1 de octubre.

"Los estibadores de Barcelona hemos decidido en votación no operar el barco Raphsody. En defensa de los derechos civiles", ha asegurado esta coordinadora en un tuit en su cuenta oficial de Twitter.

Fuentes del Puerto de Barcelona han apuntado que esta decisión tendrá una repercusión relativa ya que este colectivo de trabajadores se dedican básicamente al movimiento de contenedores y el Raphsody es un ferri que no requiere de este trabajo de apoyo.

Los estibadores protagonizaron antes del verano varias jornadas de huelga para protestar por la liberalización del sector acometida por el Gobierno, y que rebajaba sus condiciones laborales, un conflicto que finalizó con la firma de un acuerdo que garantiza la subrogación de los trabajadores portuarios.

Un total de cuatro cruceros han recalado de momento en los puertos de Barcelona y Tarragona como apoyo logístico al despliegue policial, entre Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que se está produciendo en Cataluña.

Fuentes del Puerto de Barcelona han explicado a Europa Press que el crucero Rhapsody atracó sobre las 9.00 horas de este miércoles en el muelle de Lepant del enclave portuario y a las 18.15 horas lo hizo el Moby Dada, si bien no lo hicieron siguiendo el procedimiento habitual.

Finalmente, el Ministerio del Interior envió una notificación escrita para que se permitiera atracar a las embarcaciones, que cuentan con permiso de estancia desde este miércoles y hasta el 5 de octubre pese a que habitualmente no se permiten estancias de larga duración a embarcaciones hotel.

Fuentes del Puerto de Tarragona han explicado a Europa Press que el GNV Azzurra atracó a las 13.00 horas del miércoles tras una llamada de aviso el día anterior por parte del Ministerio de Juan Ignacio Zoido, y el barco tiene permiso de estancia desde este miércoles hasta el 4 de octubre.

Estibadores del puerto tarraconense han explicado a Europa Press que el 70% de los 160 trabajadores que integran la plantilla se han reunido en asamblea este jueves y han decidido por unanimidad no abastecer a la embarcación.