El Parlamento regional concede su medalla de oro a las Cortes generales

La Razón
La RazónLa Razón

Valladolid- La Mesa de las Cortes de Castilla y León acordó, por unanimidad, conceder la Medalla de Oro del Parlamento Autonómico a las Cortes Generales -Senado y Congreso de los Diputados- coincidiendo con la celebración del Bicentenario de la Proclamación de la primera Constitución española, la de Cádiz de 1812.

Las Cortes quieren ensalzar con esta distinción «la vinculación que el régimen constitucional de 1812 tiene con el de 1978, con el nacimiento de un régimen de derechos y libertades; de ilusión y esperanza para los españoles». El acto de entrega de la Medalla se celebrará en el Hemiciclo el 24 de febrero, un día antes del XXIX Aniversario del Estatuto de Autonomía, que en esta ocasión cae en sábado.

La Medalla de Oro de las Cortes es la más alta distinción honorífica del Parlamento, cuyo objetivo es reconocer, honrar y agradecer los servicios, méritos y acciones de personas e instituciones que hayan contribuido decisivamente a su mejora, desarrollo y enaltecimiento, según se recoge en el Reglamento de Honores y Distinciones de las Cortes regionales.

El año pasado, la Medalla de Oro se concedió a los municipios de Castilla y León, por su decisiva contribución al afianzamiento de la libertad y al democracia, y al nacimiento y la consolidación de la Comunidad Autónoma.

En 2010, la Colegiata de San Isidoro de León fue la agraciada por ser la sede de las primeras Cortes parlamentarias de Europa, mientras que en 2009, recibía la medalla de la Diputación de Valladolid y Fuensaldaña.