La prioridad no es un «9»

Van Nistelrooy no convence al Hamburgo para que le deje salir y el Madrid sólo piensa en un «cerebro» para incorporar en junio: Cesc

Ruud van Nistelrooy se fue del Madrid con la carta de libertad y el club quiere recuperarlo gratis; el Hamburgo no le deja salir
Ruud van Nistelrooy se fue del Madrid con la carta de libertad y el club quiere recuperarlo gratis; el Hamburgo no le deja salir

Madrid – El debate sobre el «9» del Real Madrid en este mercado de invierno terminará cuando Ruud van Nistelrooy regrese a Valdebebas durante este mercado de invierno o cuando después del 31 de enero continúe metiendo goles en el Hamburgo. «VN» es la única opción, «o él o ninguno». Y es deseo del club madrileño no prolongar el asunto del ariete más allá del presente mes. Ni siquiera en junio se reabrirá la polémica, tal es el propósito. El «9» no es una prioridad. Lo que rastrea el cuerpo técnico, mal que le pese a Mourinho, es un centrocampista de postín, un Xavi, para acompañar al otro Xabi, Alonso. En este capítulo el hombre indiscutible, el futbolista deseado, es Cesc Fábregas. Pero ese será otro debate.
 
Van Nistelrooy pidió el lunes al Hamburgo que le permitira volver al Bernabéu. Recibió un no por respuesta. En Alemania hablan incluso de cifras para concretar la operación, que si dos millones o tres de euros. En Madrid no se concibe pago alguno porque el jugador llegó a su actual club con la carta de libertad en la mano. A finales de 2009 Van Nistelrooy, que se recuperaba de una lesión, habló con Valdano para que le permitiera fichar por el Hamburgo. Quería jugar el Mundial de Suráfrica con Holanda, y en el Madrid, con Raúl, Higuaín y Benzema por delante, no iba a disfrutar de los minutos necesarios para ponerse en forma. Le dejaron marchar.

Aunque en los 12 partidos que disputó la temporada pasada en la Bundesliga marcó media docena de goles, su selección no le convocó. Se quedó fuera del Mundial y continuó en el Hamburgo. Este curso ya ha marcado ocho tantos; el último, el fin de semana pasado al Schalke 04 de Raúl. Para Armin Veh, su entrenador, es una garantía en la delantera, más ahora que en esa línea anda corto de efectivos. No le quieren soltar. Esa es la realidad germana y el jugador no quiere declararse en rebeldía para salir, lo cual le honra; la madridista, que o llega él gratis o no se ficha a nadie. Por muchos órdagos que eche Mourinho.

Así pues, choque de trenes a la vista sin evaluación de daños, aún. El club está convencido de que con Higuaín, una vez recuperado, y Benzema tiene bien cubierto ese puesto de delantero que tantos quebraderos de cabeza provoca a «Mou». «No hay que fichar un ‘‘9'', ni siquiera en junio. Los problemas los tenemos en otro sitio», zanjan en Chamartín. «El sitio» es el centro del campo, donde ni Khedira ni Lass resultan el complemento ideal de Xabi Alonso porque no favorecen el fútbol combinativo del equipo, por mucho que éste practique el fútbol directo, a falta de otras posibilidades. Lo que negocia ahora el Madrid para incorporar en junio es un Xavi, y ese papel sólo puede interpretarlo Cesc.

Se abre, por tanto, otro frente con el Arsenal para fichar al catalán. Siempre con el Barcelona al acecho. Si Mourinho ha entendido «que la prioridad no es el ‘‘9''» y asume los postulados del club, será mejor para todos. Si no, la batalla con Wenger para contratar a Fábregas será de mentirijillas comparada con la que se avecina si el técnico portugués no se apea del burro.

Mourinho quiere un delantero centro que no sea ni Benzema ni Morata, la alternativa de la cantera. No quiere un recambio por si se lesiona el francés, persigue un titular. Pensó en su compatriota Hugo Almeida, que acabó en el Besiktas; ahora bebe los vientos por Van Nistelrooy y en junio suspirará por Fernando Llorente. Que se olvide, o «VN» para estos seis meses, si llega gratis, o nadie, ni siquiera en junio.

Y si la contratación de Cesc Fábregas se complicara hasta lo imposible, dos alemanes recientemente renovados en el Bayern aparecen en la recámara: Müller y Sweinsteiger, por este orden. Ninguno es delantero centro.


«CR» también quiere un delantero
Ronaldo, en solidaridad con su paisano y entrenador, Mourinho, dijo ayer en Marca que el Madrid necesita un delantero para estos seis meses... «CR», por lo visto, está más pendiente de lo que dice su compatriota que de lo que proclama el Madrid. Si Van Nistelrooy no llega, no habrá fichaje, ni aunque lo pidan a coro Mourinho, Cristiano, Pepe y Carvalho, los portugueses del Madrid. Mientras, se ha ofrecido el peruano Pizarro (Werder). Tampoco éste interesa.