Llega un nuevo fármaco contra el cáncer metastásico de próstata

La UE da luz verde a cabazitaxel para pacientes con este tumor génito urinario en los que ha fracasado el tratamiento de primera línea 

Llega un nuevo fármaco contra  el cáncer metastásico de próstata
Llega un nuevo fármaco contra el cáncer metastásico de próstata

Buenas noticias para los pacientes con cáncer de prótata metastásico que muestran resistencia a los tratamientos actuales. El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) h a pronunciado una recomendación positiva para Jevtana (cabazitaxel), de Sanofi-Aventis, cuando éste se combina con prednisona o prednisolona para el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata metastásico hormono-refractario (mHRPC) previamente tratados con un régimen con docetaxel.


Esta recomendación, que es el primer paso para su aprobación, se basa en los resultados del estudio en fase III Trópic, que incluye 755 pacientes con mHRPC previamente tratados con docetaxel. Los resultados de este ensayo demostraron una reducción estadísticamente significativa del 30 por ciento de mortalidad entre los pacientes tratados con cabazitaxel en combinación con prednisona o prednisolona, en comparación con un tratamiento activo de quimioterapia, consistente en una dosis estándar de mitoxantrona y prednisona o prednisolona. Se estima que entre el 10 y el 20 por ciento de los pacientes con cáncer de próstata son diagnosticados cuando ya existe metástasis.
José Ramón Germà Lluch, jefe del servicio de Oncología Médica del Instituto Catalán de Oncología y participante en el estudio, apunta las bondades de esta nueva arma contra el tumor de próstata: «Los niveles de toxicidad son más bajos, pasa casi desapercibida, aunque no por ello dejamos de vigilarla. Los pacientes notan la diferencia tras haber visto cómo fracasaba el anterior tratamiento».


Además, la mediana de supervivencia de los pacientes que recibieron cabazitaxel fue de 15,1 meses, es decir, 2,4 meses más que los pacientes que recibieron mitoxantrona. Actualmente, el fármaco está autorizado en Estados Unidos y Brasil y se ha presentado a los organismos reguladores de 26 países en cuatro continentes.
Sin embargo, de momento, cabazitaxel no estará disponible hasta finales de año, cuando la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios dé su visto bueno. Mientras tanto, como explica Germá Lluch: «Se podrá solicitar no tanto como por uso compasivo, sino por la solicitud de medicación extranjera».
Dado que cabazitaxel ha mostrado unos buenos resultados, los investigadores apuestan por realizar estudios comparativos con los tratamientos de primera línea para evitar el fracaso terapéutico de los pacientes.