Obama blinda Nueva York

El presidente Barack Obama, que se reunió ayer con el vicepresidente Joe Biden; la jefa de la Diplomacia de EE UU, Hillary Clinton; y el secretario de Defensa, Leon Panetta, ha blindado la ciudad de Nueva York para el décimo aniversario del 11 de septiembre.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos
Barack Obama, presidente de Estados Unidos

Allí acudirá el domingo el líder demócrata, su antecesor George W. Bush y otros altos cargos de la actual y anterior Administración estadounidense. Por este motivo, la Policía neoyorquina ha desarrollado para la ocasión en la Zona Cero lo que se llama el dispositivo de seguridad «frozen zone» (área congelada).

Las autoridades han reconocido que carecen de información de inteligencia sobre un posible ataque terrorista en concreto. Pero las fuerzas locales y federales admiten que antes de su muerte, Osama Ben Laden estaba obsesionado con atacar Estados Unidos de nuevo otro 11 de septiembre. En el material encontrado en el complejo de Pakistán, donde se escondió el saudí hasta mayo, había numerosas referencias al décimo aniversario de los atentados del 11-S en Nueva York y Washington. Entre la documentación, los militares estadounidenses encontraron varias propuestas de cómo Al Qaida podía desarrollar otro atentado.

Entre las preocupaciones de Obama, no sólo se encuentra la Zona Cero. También, se ha aumentado la seguridad en los aeropuertos, pasos fronterizos, estadios y redes de transporte de las principales ciudades de Estados Unidos. Por ello, el consejero de Contraterrorismo y Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Brenan, ha estado al frente de diferentes reuniones durante los cuatro meses sobre cómo abordar la seguridad estos días. Y a su vez agentes del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional han tenido diferentes encuentros en los últimos meses con las autoridades locales.