Córtate en verano

Las tendencias para el cabello marcan looks frescos, medias melenas, degradados y mechas californianas 

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Descansar, sanear, refrescar... En verano, no sólo el cuerpo pide relajación. También el cabello busca su pequeño impás: desconectar las tenacillas, el secador y aprender los trucos básicos del moldeado con las manos. Y es que, en cuanto al cuidado del pelo se refiere, el manual de supervivencia para la época estival se resume en dos claves: naturalidad e hidratación.
Un binomio que recetan hasta la saciedad en la peluquería Cheska, «santuario» de la moda para el cabello. Según su directora artística, María Baras, una de las principales tendencias para este verano es el corte «garçon» en sus diferentes modalidades. «Vuelven los flequillos grandes y el cabello corto porque da mucho juego: lo puedes despuntar por atrás, llevarlo más pegado o incluso engominado», explica. Es el look que han recomendado a una de sus clientas, la modelo internacional Carmen Kass. Las versiones del flequillo son infinitas y se adaptan examinando la estructura de los rostros: las caras más redondas deben optar por formas que alarguen y las más afiladas por cortes que rellenen. «El estilo ‘‘garçon'' es comodísimo y muy femenino», comenta.

Pero, aunque se gana en frescura, no todas las mujeres son aptas para lucir este tipo de cortes más radicales. Por eso, en cuanto a melenas se refiere, triunfa el corte «bob». Este look capeado, más largo por delante que por detrás, se popularizó con Victoria Beckham, pero ahora se lleva más suavizado. De hecho, Jennifer Aniston –«paradigma» de la melena larga en los años 90– se ha cambiado a este nuevo estilo. «Es fácil y llevadero, rejuvenece y da muchas opciones porque permite recogértelo», afirma Baras.

Las opciones para la melena se adaptan a los aires retro de la pasarela y los 70 regresan en pleno esplendor. Tanto es así que la raya al medio marca tendencia. La modelo Nieves Álvarez, una de las grandes embajadoras de la peluquería Cheska, apuesta por un flequillo largo que muchas veces peina con una raya simétrica. «El cabello roza la mejilla, y el efecto es muy sexy» comenta Baras. Asimismo, asegura que «la explosión del volumen» impera en los peinados estivales porque en la temporada de invierno los looks serán de alisados extremos.

Efecto solar
En cuanto a la coloración, en la cresta de la tendencia están las mechas californianas: crean un efecto solar que sube de tono en las puntas. La raíz, de un color más natural, va en degradado hasta hacerse más claro al final del mechón: recomendable para cualquier mujer con poco tiempo. «Es muy cómodo porque cuando crece el pelo no crea un aspecto desagradable». Además, es un efecto aplicable tanto en rubias como en morenas.


IMPRESCINDIBLES BAJO EL SOL
María Baras (en la fotografía) habla de dos elementos indispensables en el bolso de playa: el sombrero amplio –que además de proteger el rostro evita el deterioro del cabello– y la mascarilla. «En verano sueles lavarte el pelo todos los días, así que es recomendable sustituir el acondicionador por la mascarilla», explica. Asimismo, para sanear el cabello aconseja cortarlo antes y después de las vacaciones. Y para un efecto redondo: usar también productos con filtros solares.