Viera conoció y autorizó las ayudas arbitrarias del «fondo de reptiles»

El PP denuncia una «trama» para empresas de «dudosa rentabilidad» de la Sierra Norte de Sevilla

Viera conoció y autorizó las ayudas arbitrarias del «fondo de reptiles»
Viera conoció y autorizó las ayudas arbitrarias del «fondo de reptiles»

Sevilla- «Una nueva fase en el asunto de las responsabilidades políticas» y una implicación «clara y manifiesta del responsable político de entonces» –en referencia a José Antonio Viera, consejero de Empleo entre 2000 y 2004 y hoy secretario provincial del PSOE de Sevilla–. Son palabras del secretario general del PP-A, Antonio Sanz, que desveló ayer un acta del consejo rector del IFA –el ente instrumental de la Consejería de Empleo que tramitaba las ayudas del «fondo de reptiles»– que autorizaba la concesión de diversas ayudas con cargo a la partida 31.L y que contaban con la rúbrica del propio Viera, que como consejero de Empleo era también presidente de la empresa pública.
Hasta ahora, el actual máximo responsable de los socialistas sevillanos ha negado que tuviera participación alguna en la toma de decisiones sobre el reparto de las ayudas sociolaborales para empresas en crisis. Como máximo responsable del departamento de Empleo durante cuatro años, siempre atribuyó la responsabilidad al ex director general de Empleo, Francisco Javier Guerrero, imputado por el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. Es la misma versión que defiende la Junta de Andalucía, que acusa de la gestión «impresentable» –en palabras de la portavoz del Ejecutivo y consejera de Presidencia, Mar Moreno– del fondo de los ERE a Guerrero, pero que no eleva la vinculación a otros cargos.
El acta prueba lo contrario. Era el IFA el que pagaba los convenios que se suscribían desde la dirección general de Empleo. Y era su consejo rector el que los autorizaba. Al frente del ente instrumental estaba José Antonio Viera, hoy diputado andaluz y senador.
Un análisis de las ayudas ratificadas desvela otras dos claves de la manera de repartir el «fondo de reptiles». La primera es que se concedieron cantidades a ayuntamientos gobernados por el PSOE antes de las elecciones de marzo de 2004; la segunda, que la mayoría de las empresas beneficiadas estaban radicadas en la Sierra Norte de Sevilla.
La reunión del IFA se produjo el 30 de enero de 2004. Con la autorización de Viera, se otorgaron ayudas a los consistorios de Purchena, Chiclana de la Frontera (24.000 euros), Barca de la Florida (18.000), Alcolea del Río (60.000), Los Palacios (900.000) o Coria del Río (30.000 y 72.000). Se trataba de administraciones locales gobernadas por el PSOE.
Con respecto a las empresas premiadas con ayudas del «fondo de reptiles» –sin publicidad y libre concurrencia–, la mayoría también tenían el mismo denominador común: eran sociedades radicadas en la Sierra Norte sevillana y pertenecían a dirigentes y militantes socialistas, como el ex alcalde de Cazalla de la Sierra, Ángel Rodríguez de la Borbolla –hermano del ex presidente de la Junta y que ocupó varios cargos en Corchos y Tapones de Andalucía , Corchos Higuera y Corchos de Cazalla– o el hijo del ex alcalde de El Pedroso y concejal del PSOE, José Enrique Rosendo –impulsor de sociedades como Ballut Dehesas de Calidad, Matadero Sierra Morena, Restaurantes Andaluces de Calidad, Capital Andaluz Siglo XXI, Tierra Virgen Alimentación, Marco de Estudio y Proyección Siglo XXI–.
Con estos datos, Sanz denunció una «trama Viera-Sierra Norte» y exigió su dimisión y su renuncia a las listas –irá como número dos al Congreso– por estar «manchadas» por los ERE.