Los anticonceptivos costarán decenas de millones al Estado

La intención del Ministerio de Sanidad de que las autonomías financien los fármacos anticonceptivos que hay en el mercado podría generar un nuevo e importante roto en las maltrechas arcas públicas.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Como adelantó LA RAZÓN el pasado viernes, el departamento que dirige Trinidad Jiménez defiende la inclusión de estos productos en la cartera de servicios que oferta el Sistema Nacional de Salud. Así lo expone al menos en la última versión de la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, un texto que Sanidad analizará hoy con los consejeros de Salud de las comunidades en el Pleno del Consejo Interterritorial de Salud que se celebra en Palma de Mallorca, y que fue muy contestado en la reunión preparatoria de esta cita el pasado miércoles.

«Mejorar la accesibilidad»

El documento fija como objetivo «mejorar la accesibilidad a la anticoncepción en las mismas condiciones que las prestaciones farmacéuticas con financiación pública», y añade que «se mejorará la accesibilidad universal a las prácticas clínicas efectivas de planificación de la reproducción, mediante la incorporación de anticonceptivos de última generación cuya eficacia haya sido avalada por la evidencia científica, en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud».

Según interpretan algunos consejeros, tras estas palabras subyace el interés del Gobierno de equiparar dichos productos a los fármacos financiados posiblemente con fines electoralistas, lo que obligaría a las autonomías a incurrir en más gasto sin recibir a cambio financiación adicional, en un momento muy crítico para las cuentas sanitarias, que arrastran este año un déficit de 11.000 millones.

Aunque todavía no hay datos actualizados sobre las ventas de estos productos en todo lo que ha transcurrido de 2010, este periódico ha tenido acceso a las estadísticas relativas a la comercialización de los más de 45 anticonceptivos y sus diferentes presentaciones entre los años 2005 y 2009. Las cifras son espectaculares dentro de un mercado que vive un auténtico «boom», especialmente los productos de última generación, como la píldora del día despues.

En 2006, se vendieron en España 16,6 millones de envases de todos estos productos, por un valor, a precio de venta de laboratorio, de 127,6 millones de euros. Dicho valor alcanzaría los 200 millones a precio de venta al público, incluyendo el IVA. Apenas tres años después, ya en 2009, las unidades comercializadas superaron los 18,7 millones, y su valor en el mercado, también a precio de venta de laboratorio, fue 53 millones superior: en concreto, superó los 180,8 millones de euros. Si se tiene en cuenta el precio de venta al público, la cifra alcanza los 292 millones de euros, casi un 50 por ciento más. La comparación de estos dos años, 2006 y 2009, es reveladora, además, de una subida de precios muy superior al incremento de las unidades comercializadas.

Todas las presentaciones

Las estadísticas globales muestran, en cualquier caso, que la financiación de las decenas de medicamentos que componen la familia de los anticonceptivos supondría un mordisco considerable a las cuentas públicas, y un espaldarazo sin precedentes para los laboratorios que los fabrican, al incentivarse su consumo. Por ejemplo, la píldora comercializada con el nombre de Yasmin vendió 3,3 millones de envases en 2005, alcanzando su cúspide en 2007, con 4,4 millones de unidades. En 2009, sólo las ventas de este producto alcanzaron un valor de 40,6 millones de euros.

Otro caso destacado es el Nuvaring, un anillo vaginal, cuyas ventas ascendieron en 2009 a 34,4 millones de euros por las 3,1 millones de unidades distribuidas. Otro fármaco muy conocido es el parche transdérmico Evra, del que se pusieron en el mercado 923.528 unidades en 2009. Sus ventas fueron de 11,12 millones de euros.

El caso de Norlevo, conocida como «píldora del día después», es singular. En 2005, apenas se comercializaron 240.432 unidades y sus ventas alcanzaron los 2,8 millones de euros. En 2009 se comercializaron 321.196, por un importe de 3,3 millones de euros. Su liberalización, hace un año, ha disparado la venta de unidades aunque, según ha podido saber este periódico, estos anticonceptivos de emergencia no entrarían, a priori, en la financiación.