Literatura

«Nunca escribo pensando en el lector»

José Carlos Llop publica su nuevo libro «Cuando acaba septiembre»

El autor mallorquín José Carlos Llop regresa ahora a la poesía, aunque también es un excelente novelista y ensayista
El autor mallorquín José Carlos Llop regresa ahora a la poesía, aunque también es un excelente novelista y ensayista

Barcelona- José Carlos Llop es indiscutiblemente el autor de una obra literaria elegante, en la que hay espacio para todos los géneros, ya sea la novela, el ensayo o la poesía. Dentro de este último apartado se encuentra su nuevo poemario, «Cuando acaba septiembre», editado por Lumen. El libro contiene versos en los que escritor se refiere a lecturas, paisajes y vivencias que han marcado su personalidad.

Llop, en una entrevista con LA RAZÓN, aclaró que el yo poético de este poemario «está formado por fragmentos de la vida del poeta, de algo que le ha ocurrido o que ha contemplado. Pero luego está el otro yo, mucho más profundo, que es colectivo, no biográfico. Es donde el lector puede encontrarse a sí mismo porque es un yo que trasciende».

«Cuando acaba septiembre», como la totalidad de la producción literaria del escritor, no busca una inmediata afinidad con quien abra las páginas del libro. El proceso es mucho más complejo y en él están incluidos aquellos nombres que lo han influido en su quehacer en el mundo de las letras. «Nunca escribo pensando en el lector. Para "Cuando acaba septiembre"hago recuento de los autores que configuraron lo que sería mi mundo poético y literario», asegura el escritor mallorquín. En este apartado se encuentra, por ejemplo, el poema que dedica a Lawrence Durrell. «Sigo pensando que Durrell es un buen poeta que está en la estela de aquello que los ingleses llaman "minor poet"(poeta menor) como valor, no como un desprecio», asegura el autor de «La avenida de la luz».

Otro nombre que aparece citado en esta obra es el de Kavafis. «Representa la introducción a la Antigüedad, es decir, al mundo de lo clásico. Kavafis también es una cuestión generacional. Nos enseñó a escribir sobre los sentimientos cotidianos y elevarlos a la categoría artística. Su huella en la poesía española de los últimos 40 años aparece de una manera evidente, matiza Llop.

Los versos del escritor ha sido definidos como narrativos. En este sentido, le gusta aclarar que «la poesía más importante del siglo XX es la anglosajona, con una tradición narrativa como la de Auden o John Donne. A esa tradición, con música interior, hace años que me estoy acogiendo».

Pero las lecturas poéticas de Llop no se acaban en las letras inglesas. En este sentido, también le gusta citar a Francisco de Aldana, Garcilaso, Dante, Petrarca o al último Cernuda, «que es el menos andaluz y que escribe en castellano pero con música inglesa». Otro nombre para él destacado es el del Borges poeta. «Considero que la poesía es como un gran árbol muy frondoso», concluye José Carlos Llop.


El hecho de poder ser poeta
Para José Carlos Llop, la poesía es algo esencial, que te elige y no te abandona. «Nadie es poeta las 24 horas del día. Solamente esto es así mientras se escribe un poema. Luego queda la incertidumbre. Desde ese posicionamiento, como la expulsión del paraíso, me gustaría escribir poesía hasta el reto de mi vida».