Literatura

Los epistolarios suben a escena

No son pocos los lectores que consideran los epistolarios como un género literario propio. En muchas cartas se vuelca la verdad para tratar de seducir y atrapar al receptor de las mismas.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- En la literatura hay muchos ejemplos de misivas que están a la misma altura que algunos de los mejores capítulos o poemas escritos por un autor.

El Teatre Lliure se propone explorar este terreno en una insólita propuesta teatral dirigida y coordinada por Pau Carrió, bajo el título de «Cartes lliures». El ciclo, que durará toda la temporada, arranca hoy con las cartas cruzadas entre el dramaturgo ruso Anton Chéjov y su actriz Olga Knipper. Serán los actores Anna Lizaran y David Selvas quienes se pongan en su piel.

Autores consagrados

Tras ellos, pasarán por el escenario del Lliure las misivas enviadas por Baltasar Porcel y Llorenç Villalonga; los intelectuales catalanes durante el exilio, como Mercè Rodoreda, Pau Casals, Pompeu Fabra y Pere Calders, entre otros; las cartas impertinentes y los discursos de Maria Aurèlia Capmany; James Joyce y su sufrida esposa Nora Barnacle; Federico García Lorca y Salvador Dalí; y una selección de los correos electrónicos y los blogs que influyeron en la sociedad egipcia para acabar con el régimen de Hosni Mubarak.

Todas estas voces estarán interpretadas por nombres de peso. En este sentido, por el escenario del teatro de Montjuïc pasarán Juan Echanove, Clara Segura, Josep Maria Flotats, Nuria Espert, Rosa Maria Sardà, Laia Marull, Boris Ruiz, Anna Lizaran o Fermí Reixach, entre otros.

Carrió, en declaraciones a LA RAZÓN, explicó que el proyecto «nace de conversaciones con Lluís Pasqual, director del Teatre Lliure, y de su idea de hacer el teatro más cercano». En este sentido, el responsable del proyecto «Cartes lliures» cree que los epistolarios permiten ayudan a poner en marcha esaidea porque «tienen mucha fuerza teatral».

La selección de escritores obedece a «una idea de articular la diversidad, tanto a nivel histórico como de origen, que permitiera viajar a diferentes sitios, además de la diferencias en las formas de los autores. Ha sido una búsqueda totalmente abierta».

Las intenciones dramatúrgicas son secillas. «Son cartas leídas por actores y por actrices, por lo tanto hay teatro, pero he intentado no teatralizar excesivamente la puesta en escena porque las cartas son una forma dramática en sí mismoa que no necesita muchos adornos», comentó Carrió.

 

Inéditos de Porcel
Otra de las sorpresas de estas «Cartes lliures» es la aparición de las misivas inéditas que se enviaron los escritores mallorquines Llorenç Villalonga y Baltasar Porcel. El montaje, que llegará al Lliure el próximo 13 de diciembre, podría coincidir con la publicación de las cartas en un volumen que edita Edicions 62 bajo el cuidado de Rosa Cabré.