Trabajo utiliza la situación para recortar las prestaciones por incapacidad temporal

La acumulación de bajas por enfermedad entre los controladores aéreos ha abierto la caja de los truenos.

Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social
Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, se mostró ayer partidario de revisar algunas prestaciones sociales para que «no sean utilizadas de forma desaprensiva» y dijo que las de incapacidad temporal no pueden ser utilizadas «perversamente». Durante su intervención en el seminario «La reforma del sistema de bienestar» organizado por IE Business Schooil y Unespa, Granado aseguró que «hay que hacer cambios serios para garantizar que no se confunda enfermos con sanos, ni pícaros y desaprensivos con personas decentes», informa Efe. En este sentido se refirió al absentismo de los controladores aéreos del aeropuerto del Prat en Barcelona y dijo que «estadísticamente es muy difícil que se pueda producir tal número de bajas sin que obedezca a una posición concertada». Al respecto, aseguró que la Secretaría de Estado de Seguridad Social ha abierto un operativo de investigación junto con AENA para conocer si las bajas son «irregulares».Granado fue contundente al aseverar que el Gobierno podría estudiar una modificación de la regulación legal de las prestaciones por incapacidad temporal, ya que aseguró que éstas deben «proteger a los trabajadores enfermos y no pueden ser utilizadas por colectivos que persiguen finalidades diferentes, como obstaculizar el funcionamiento de los servicios públicos». Asimismo, durante su intervención en el foro de debate sobre las pensiones, el secretario de Estado abogó por «aprovechar» la crisis económica para reformar el sistema de la Seguridad Social y tachó de «gravísima irresponsabilidad» que Gobierno, partidos políticos y agentes sociales no sean capaces de llegar a un acuerdo. Aseguró que hasta ahora los acuerdos en materia de pensiones se han hecho «bien» y sería un «disparate» que no fuera así, al tiempo que puntualizó que la prolongación de la edad de jubilación a los 67 años es una medida «razonable» que «no tendrá los efectos devastadores» que algunos predicen. También apostó por un «reequilibrio» en el diseño de las cotizaciones por contingencias profesionales y dijo que podrían ser «más moderadas» para aquellos sectores más productivos. Al respecto, anunció que el Ejecutivo estudia una modificación de estas cotizaciones por accidentes de trabajo y enfermedad para que actúen como «estímulo a la competitividad de la economía». Dijo que el Gobierno intentará reducir el próximo año la sobrecotización que hacen empresas que pagan cuotas más elevadas.El Gobierno descarta rebajar las cotizaciones El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, consideró ayer como «línea roja» de la reforma de las pensiones el sustituir las cotizaciones por impuestos, como el IVA, que costeen la Seguridad Social, al avisar de que lastraría la competitividad del sector servicios y «haría perder a todos». En unas jornadas para debatir sobre la reforma del sistema de bienestar organizadas por el IE Business School y Unespa, el secretario de Estado abogó por mantener el sistema contributivo de pensiones, de tal forma que «cada trabajador pague su jubilación». Granado respondía así a la propuesta del ex ministro de Trabajo y Seguridad Social, y actual alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, que durante las mismas jornadas apostó por compensar una rebaja de las cotizaciones sociales que abonan los empresarios con la subida del IVA. «Eso tendría un impacto muy desagradable (...). y se pagarían las pensiones no por la contribución al sistema», advirtió. Por su parte, el ex secretario general de CC OO José María Fidalgo, también presente en el debate, instó a explicar a la población la «alarmante situación (de las pensiones)», al recordar que en el año 2050 habrá 16,4 millones de personas con más de 65 años, informa Ep. «La reforma de alargar la jubilación es sólo la llave de la caja de herramientas», consideró.