Valencia baja un 17 por ciento el presupuesto hasta los 7838 millones

Barberá admitió que han sido los presupuestos «más difíciles»
Barberá admitió que han sido los presupuestos «más difíciles»

VALENCIA- El presupuesto del Ayuntamiento de Valencia para 2012 asciende a 783,8 millones de euros (incluyendo empresas municipales, fundaciones y organismos autónomos), una cifra que supone una rebaja del 1,7 por ciento respecto a las cuentas de este ejercicio. Se trata de unos presupuestos marcados por la austeridad, «los más difíciles de elaborar de los últimos veinte años», en palabras de la alcaldesa Rita Barberá.

Con todo, el Consistorio capitalino mantiene las partidas en políticas de empleo y bienestar social, pero se ve obligado a reducir una media del 12 por ciento la cantidad destinada a gastos no productivos. Así, por ejemplo, en 2012 el Ayuntamiento gastará 500.000 euros menos en teléfono que hace dos años, otros 550.000 menos en material de oficina y cuatro millones en correo. De igual modo, y por segundo año consecutivo, descienden los de personal, con 244 millones previstos y que bajan 12 millones.

Habrá también menos dinero para inversiones, en concreto un 15 por ciento menos que en 2011, aunque se mantendrán las destinadas a proyectos ya comenzados o proyectados como el Pont de Fusta, el plan de El Cabanyal o la Plaza Redonda. En el capítulo de ingresos, todos los impuestos se congelan por quinto año consecutivo, lo que conlleva un menor ingreso por este concepto, tanto en recaudación por el IRPF, como por el IAE, la de la tasa de vehículos o el IVA. Por contra, sube el IBI un 0,6 por ciento.

En cuanto a la deuda, Barberá ha previsto duplicar la amortización en 2012 al pagar 97 millones de euros. De este modo, quedarían pendientes de pago 835, cifra, según explicó, por debajo de lo que permite la ley en materia de endeudamiento.