Manifestación en apoyo a los condenados en el «caso Bateragune»

Una manifestación en apoyo a los condenados en el «caso Bateragune» recorrió ayer Bilbao entre gritos a favor de los presos de la banda y la amnistía.

Miles de personas se manifiestan contra la sentencia del caso «Bateragune»

La manifestación comenzó en torno a las 17:25 horas en la bilbaína avenida Autonomía a la altura del Pabellón de la Casilla encabezada por una pancarta en la que se podía leer "Epaiketarik ez. Zigorrik ez. Aterabide demokratikoak orain!"("No a los juicios. No a las condenas. Soluciones democráticas ahora").

Convocada por diversos grupos políticos, sindicales y sociales, a la marcha acudieron el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, el exdirigente de Batasuna, Rufi Etxeberria, los representantes de EA y Alternatiba como Peio Urizar y Oscar Matute, los secretarios generales de los sindicatos ELA y LAB, Txiki Muñoz y Ainhoa Etxaide, los abogados Iñigo Iruin y Jone Goirizelaia y el ex miembro de la mesa nacional de HB, Tasio Erkizia, entre otros.

Durante algo más de 90 minutos, los manifestantes recorrieron la Avenida Autonomía hasta la Plaza Zabalburu para girar por Hurtado Amezaga, hasta el puente del Ayuntamiento mientras gritaban consignas a favor de la amnistía para los presos de la banda terrorista ETA, la independencia y la democracia para Euskal Herria.

Ya en las escalinatas del edificio consistorial la portavoz de la izquierda abertzale Maribi Ugarteburu se encargó de leer una carta en nombre del dirigente de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi.

Posteriormente Egoitza Askasibar (ESAIT) en euskera y Marijo Romero (LAB) en castellano leyeron un comunicado en el que denunciaron y mostraron su rechazo a la sentencia dada a conocer la semana pasada por la Audiencia Nacional para el denominado "caso Bateragune". "Se trata de una decisión totalmente opuesta a la voluntad mayoritaria de los vascos, en dirección contraria a lo que la nueva fase política requiere", argumentaron.

Asimismo se felicitaron por el reciente compromiso del colectivo de presos de ETA (EPPK) con el Acuerdo de Gernika. "Es de aplaudir que aun en las situaciones más duras y difíciles, el colectivo haya expresado de forma tan nítida su compromiso con las soluciones democráticas", dijo Romero.

DECLARACIONES PREVIAS
Minutos antes de iniciarse la marcha por las calles de Bilbao, el secretario general de EA y portavoz de Bildu, Peio Urizar, definió la manifestación como "una repetición de la realizada una semana después en San Sebastián, con motivo de las detenciones de Arnaldo Otegi hace dos años".

En su opinión, la decisión de la Audiencia Nacional contra Otegi, Usabiaga y el resto de encausados busca "entorpecer el proceso de paz y normalización política". Por otro lado, la dirigente de Aralar, Rebeka Ubera denunció que la sentencia Bateragune es "un claro ataque al proceso de pacificación y normalización política".

Por ello, su formación ha pedido al Tribunal Supremo que derogue la sentencia de la Audiencia Nacional, y que "absuelva a los condenados para que puedan seguir haciendo política a favor de la paz y la normalización política".

Finalmente la portavoz de la izquierda abertzale, Maribi Ugarteburu, denunció la "injusta y rancia"sentencia del caso Bateragune y ha añadido, por otra parte, que la decisión del colectivo de presos de ETA (EPPK) de sumarse al Acuerdo de Gernika "afianza aún más la apuesta por vías democráticas".

El dirigente de Alternatiba y portavoz de Bildu, Oscar Matute, también valoró el acuerdo como "una noticia magnifica"que supone "un aval que valida la hoja de ruta que el Acuerdo de Gernika supone para alcanzar la paz y soluciones democráticas".

RECUERDO PARA KUKUTZA
El derribo del gaztetxe de Kukutza en el barrio bilbaíno de Rekalde y los posteriores incidentes durante las dos últimas jornadas también estuvieron en las palabras de los diversos representantes políticos.

El máximo responsable de EA y dirigente de Bildu, Peio Urizar, aseguró que su formación va a solicitar la dimisión del alcalde Iñaki Azkuna. Asimismo no ha querido mezclar los altercados ocurridos tras el derribo del inmueble aunque considera que son "una respuesta equivocada a un sentimiento de frustración profundo.

Al final de la manifestación celebrada en Bilbao los responsables de leer el comunicado expresaron su "solidaridad"con los compañeros de Kukutza y responsabilizaron de todo lo acaecido al consejero de Interior, Rodolfo Ares y el alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna. Asimismo durante el recorrido se unieron un grupo de simpatizantes del gaztetxe de Kukutza a la altura de la Plaza de Abando que fueron acogidos en la manifestación entre aplausos y gritos de "Aurrera Kukutza"("Adelante Kukutza").