Europa

A semejanza de los más lujosos

El nuevo compacto Astra de Opel incorpora muchas soluciones de vanguardia ya incluidas en la berlina Insignia

A semejanza de los más lujosos
A semejanza de los más lujosos

Las dimensiones nada tienen que ver con la avanzada tecnología o el refinamiento interior. Es algo evidente que Opel pone de manifiesto en el nuevo diseño de un modelo de sobra conocido en la gama de la firma alemana, el Astra. La renovación de este coche, básico dentro de la estrategia Opel, se presentará en el próximo salón de Frankfurt en septiembre. Hoy les ofrecemos las primeras fotografías del futuro automóvil. La importancia del Astra para el futuro de la marca, que, por el momento, se integra dentro de la estrategia de General Motors en Europa, viene avalada por las cifras. El segmento donde se mueve este vehículo representa más de la cuarta parte del mercado europeo y el Astra supone un tercio de las ventas de Opel con un volumen de medio millón de unidades anuales.Ante la importancia del reto, los ingenieros de desarrollo de la fábrica Opel en Russelsheim han realizado un trabajo minucioso. En una carrocería de dimensiones compactas han introducido sistemas de berlina de alta representación. En concreto, el nuevo Astra incorpora elementos que acabamos de ver en el Insignia, el coche de mayor representación de Opel. Tecnologías de vanguardia, como el chasis de control electromecánico que mejora la estabilidad y la agilidad del conjunto sin comprometer su estabilidad. En general, el diseño del Astra trata de guardar una identidad de marca con el Insignia y se mantendrá en los futuros modelos Opel que salgan al mercado.Por lo que se refiere a la mecánica, el nuevo Astra posee ocho motores diferentes, que ya cumplen la normativa Euro5 e incorporan cajas de cambio manuales o automáticas de seis velocidades. Los cuatro motores diésel van de 1,3 a 2,0 litros, con potencias entre 95 y 160 caballos. Los gasolina de 1,4 o 1,6 litros ofrecen desde 100 hasta 180 caballos, según versiones.