Fútbol

Anelka Rivaldo y el frío

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- El Bolton es el equipo de los españoles Iván Campo y Mikel Alonso. Pero es algo más. Es la casa de Anelka, un extraño personaje que pudo ser del Atlético cuando era un juvenil y jugó en el Real Madrid a cambio de un traspaso millonario. El francés se encuentra a gusto en el equipo inglés y es uno de los máximos goleadores de la Premier, con ocho goles. Además, el Bolton ahora es el rival del Atlético de Madrid en los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA.

El primer objetivo, que era evitar al Bayern de Múnich, lo han conseguido los rojiblancos. Si superan al Bolton se cruzarán, en teoría, con el Sporting de Portugal. Pero antes hay que dejar en el camino a los ingleses, que están dando lo mejor de sí mismos en Europa. En la Premier caminan decimosextos, más cerca del descenso que de las competiciones europeas.

El Bolton se ha caracterizado siempre por la pelea más que por el juego. Por eso Iván Campo dejó de ser defensa central y se convirtió en mediocentro desde su llegada. El ex madridista es un símbolo para la afición del Reebok Stadion. No es extraño ver las gradas repletas de pelucas imitando los rizos del jugador vasco. A su lado, ahora tiene a Mikel Alonso. El hermano de Xabi, sin embargo, no ha conseguido afianzarse en el equipo titular, donde el veterano galés Gary Speed sigue siendo importante en el centro del campo.

El Getafe se encontrará con el AEK de Atenas, que a estas alturas de la temporada debe de estar aburrido de enfrentarse a equipos españoles. El Sevilla lo eliminó en la previa de la Liga de Campeones. Después, en la fase de grupos de la UEFA, se encontró con el Villarreal, que lo derrotó en Atenas y lo condenó a la tercera plaza del grupo, por detrás de los castellonenses y la Fiorentina.

A sus 35 años declarados, Rivaldo es la referencia del equipo que entrena el español Lorenzo Serra Ferrer. El brasileño fue elegido el mejor jugador del campeonato griego en las dos últimas temporadas, cuando llevaba la camiseta del Olympiacos.

Además de Rivaldo y el entrenador, el AEK tiene muchos nombres con pasado español. Como los defensas argentinos Azcárate, que jugó en el Atlético de Madrid, y Arruabarrena, que hasta el verano pasado era el lateral izquierdo del Villarreal. Su presidente es el ex delantero rojiblanco Demis Nikolaidis.

El Villarreal tiene el compromiso más incómodo, con su viaje a San Petersburgo para enfrentarse al Zenit. La estrella del equipo ruso es su entrenador, el holandés Advocaat, un hombre de maneras autoritarias que ha tenido problemas en casi todos los sitios donde ha entrenado. En el campo destaca Arshavin, un mediapunta de futuro para el fútbol ruso.