Barenboim a ritmo de vals

Empezará 2009 en el podio vienés y ofrecerá un concierto en el que la paz estará más presente que nunca.

Barenboim, a ritmo de vals
Barenboim, a ritmo de vals

Doce directores –Kraus, Krips, Boskovsky, Maazel, Karajan, Abbado, Kleiber, Mehta, Mutti, Harnoncourt, Ozawa y Prêtre – se han subido al podio del Musikverein para empezar el Año Nuevo a ritmo de vals. Tras el admirable trabajo vienés del francés Georges Prêtre de 2008, ahora le llega el turno – y ya iba siendo hora– al músico argentino proveniente de una familia judía de origen ruso, nacionalizado israelí, palestino y español. La multiculturalidad será, probablemente, la nota más característica con la que Daniel Barenboim (Buenos Aires, 1942) trate de sorprender a los más de mil millones de personas que, a lo largo y ancho de más de cincuenta países –de Alemania a Japón haciendo escala en Buenos Aires–, seguirán el acontecimiento el 1 próximo de enero.
Las propinas en diferentes conciertos, los ensayos y el marketing del inevitable CD que estará disponible desde el día 13 de enero han filtrado algunas de las novedades que se podrán escuchar en la Sala Dorada del Musikverein. Así que habrá seis piezas, de las dieciséis que se interpretarán en el programa oficial, que se tocarán por vez primera en la gala y que la primera parte se inspirará en la biografía de quien debutara con los vieneses en 1989, e incluirá la «Märchen aus dem Orient», quizá como un cuento de hadas referente a la creación de la West-Eastern Divan Orchestra, y el «Vals español» de «Pepi» Hellmesberger, amén de varias páginas de la opereta «El barón gitano».
En la segunda, y quizá cerrando la sección oficial con los músicos abandonando la sala, abordarán el último tiempo de la «Sinfonía de los adioses» de Haydn, como inicio del bicentenario del autor. No faltarán, desde luego, los imprescindibles «Danubio azul» y «Marcha Radezky», pero ¿se atreverá con un tango valseado?