Camps y Costa declararán el martes ante el juez por el «caso Gürtel»

Camps y el secretario general del PP, Ricardo Costa, se mostraron «absolutamente tranquilos». 

El magistrado instructor de la causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por el denominado «caso Gürtel» dictó ayer una providencia por la que cita a declarar al presidente de la Generalitat y del PP, Francisco Camps, y al secretario general del PP valenciano y portavoz en Les Corts, Ricardo Costa, el día 19, a las 10:30 y las 12, respectivamente. Además, la providencia del magistrado incluye también citaciones para el ex vicepresidente del Consell, Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo, Rafael Betoret. Estos últimos declararán al día siguiente.

Fuentes tanto de la Generalitat como del partido mostraron ayer la absoluta tranquilidad ante esta providencia. De hecho, tanto Camps como Costa han reiterado en numerosas ocasiones que darían las explicaciones «donde tengo que darlas», en referencia a los tribunales, y que tenían ganas de que ese momento llegara, «para acabar este ratito largo», como definió Camps a este proceso.

Como ya informó LA RAZÓN, el propio fiscal de la Fiscalía Anticorrupción señaló en la remisión del auto al TSJ valenciano que «los hechos a los que se refiere la remisión serían los atribuidos a Francisco Camps y Ricardo Costa, que consisten en la recepción de dádivas procedentes de alguno de los imputados en la presente causa. Regalos que en el estado actual de la causa, no aparecen relacionados con una actividad concreta de las mercantiles vinculadas a Francisco Correa».

El propio auto del juez Garzón reconocía que los regalos que podrían haber recibido algunos dirigentes valencianos debían investigarse en aras de la legalidad, pero que su valor no era elevado. Decía el auto que «los hechos relacionados con las conductas de Francisco Camps y Ricardo Costa se apoyan en los mismos elementos (...), si bien es cierto que la valoración de las entregas presuntamente recibidas en especie no son elevadas (...) aunque, no puede eludirse la investigación penal en aras al cumplimiento del principio de legalidad».

Camps, Costa, Campos y Betoret deberán responder al interrogatorio del juez para establecer si se les procesa acusados de un delito de cohecho, con lo que el TSJ ya descarta los delitos de tráfico de influencias y de financiación irregular de los partidos políticos.

La forma de la imputación no se corresponde con una acusación ni con un procesamiento, sino que es el proceder habitual de la Justicia, habida cuenta de que una prueba testifical de la que se dedujera la posible implicación del declarante en un hecho delictivo, podría ser recurrible si no se hace acompañada de abogado. Por ello, los tribunales siempre imputan incluso para tomar una declaración previa a un hipotético procesamiento.

Fuentes tanto del PP como de Presidencia mostraron su satisfacción porque «se acaba la indefensión de Camps», ya que el presidente no ha querido comentar nada del caso, respetando así el secreto del sumario.

Investigación de filtraciones

El Juzgado de Instrucción 34 de Madrid fue el designado para decidir si acepta o no la petición del TSJ-CV para investigar las filtraciones del sumario a «El País». El juez puede inhibirse a favor del magistrado del TSJ de Madrid, Antonio Pedreira, instructor del «caso Gürtel» y que, además, es quien tiene y conoce el sumario. Así podría comparar lo aparecido en prensa con lo que consta en el mismo, pero también puede aceptar él la petición e investigar con una copia de la causa.

El ministerio público recurrirá la personación del PP en madridLa Fiscalía Anticorrupción no piensa cruzarse de brazos después de que el instructor del «caso Gürtel» en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, Antonio Pedreira, aceptara la personación del PP como acusación particular. El Ministerio Público tiene previsto recurrir esa decisión al considerar que los populares no pueden actuar como acusación en una causa en la que se investiga una supuesta trama de corrupción ligada a cargos de su partido, varios de cuyos miembros –incluidos tres diputados en la Asamblea de Madrid– están imputados en la misma, informa Efe. Pedreira admitió el pasado día 8 la personación del PP haciendo una «interpretación amplia» del artículo 24 de la Constitución, que consagra el derecho a la tutela judicial, y del derecho de defensa, según informó entonces el TSJ de Madrid. El PP alegó en su solicitud de personación que el partido no debe figurar en la causa como acusado, sino como perjudicado, y por tanto acusador, de las operaciones realizadas por las empresas vinculadas a Francisco Correa. Los populares ya intentaron personarse sin éxito cuando Baltasar Garzón dirigía la instrucción.La Fiscalía vigila a AlarteEl secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, también está siendo investigado por la Físcalía. La Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía provincial de Valencia ha designado fiscal instructor para dar curso a la investigación sobre la denuncia del PP de Alaquàs por la presunta contratación irregular de una abogada que, según los populares, «es la abogada del padre de Alarte». De este modo, la Fiscalía pide que se investigue si Jorge Alarte, también alcalde de Alaquàs, habría cometido alguna irregularidad por contratar una abogada para que asistiera legalmente a las mujeres que son víctimas de violencia de género en su municipio, algo que, según el PP, «ya lo hace la abogacía de oficio». El portavoz popular del Ayuntamiento explicó que no constaba concurso ni expediente de la contratación, e hizo hincapié en la estrecha vinculación de la letrada con la familia Alarte, ya que había ejercido en numerosas ocasiones como abogada del padre del líder de los socialistas.