Cayetano cautiva en Barcelona

Cayetano cautiva en Barcelona
Cayetano cautiva en Barcelona

Muchas ganas de ver toros demostró la afición de Barcelona consiguiendo una gran afluencia en los tendidos de sombra. Destacó entre los diestros Cayetano, con dos faenas de estilo rondeño malogradas con la espada. Rivera siguió la tónica de las últimas temporadas y El Fandi salió a por todas. Faena con suavidad Al primer toro con bondad en la embestida aunque flojera en sus patas, Rivera Ordóñez lo trasteó con suavidad algo despegado, especialmente en los remates con pases de pecho. El circular rematado de rodillas y algún otro recurso despertaron más entusiasmo. Se dobló por bajo con eficacia para someter al mansurrón cuarto. La faena fue irregular, un tanto insulsa, toreando despegado en algunos pasajes y sin cruzarse con el toro. En definitiva, más voluntad que acierto. El público, a pesar de que la espada cayó baja, le pidió la oreja. El Fandi saludó con dos largas cambiadas a un toro al que no le sobraban las fuerzas. Se lució Cayetano en un quite por verónicas. Estuvo espectacular en banderillas y sobresalió un par al violín, seguido de otro de poder a poder, uniendo segundo y tercer par. Faltó emoción al trasteo muleteril, toreando con suavidad a una res que se fue quedando corta. Hizo gala de recursos efectistas con un circular, arrancando desde atrás, y molinetes de rodillas. El quinto toro, con más volumen que sus hermanos y bonitas hechuras, careció de fuerzas e incluso se acostó sobre la arena en el transcurso de la faena. Sólo destacar la habitual soltura y facilidad con la que banderilleó. Cayetano le cogió el ritmo a su primer toro, dándole el pecho y ligando los muletazos en un palmo de terreno. Tuvieron buena factura los naturales y sabor a torería los ayudados por bajo y el trincherazo con el que finalizó la faena. El sexto fue el más castigado en varas, cosa que acusó en el último tercio. Cayetano planteó la faena en el centro del ruedo: se echó la muleta a la zurda, dibujó espléndidos naturales, cargó la suerte y alargó los pases. Muy bien en los remates de pecho y en los últimos muletazos con la zurda.