El 75 por ciento de los fallecidos en carretera no consumió alcohol

Los forenses atendieron a un total de 8.461 lesionados en accidentes de tráfico, de los que 108 murieron.

El 75 por ciento de los fallecidos en carretera no consumió alcohol
El 75 por ciento de los fallecidos en carretera no consumió alcohol

El 75 por ciento de los causantes de los accidentes de tráfico mortales no habían bebido alcohol, afirmó hoy el director del Instituto de Medicina Legal (IML) de Murcia, durante la presentación de la memoria de este organismo, por el que pasaron durante el año pasado un total de 16.135 personas. Pujol y el jefe de Ordenación y Archivos del IML, Antonio Rubio, explicaron que durante el año pasado los forenses atendieron a un total de 8.461 lesionados en accidentes de tráfico, de los que 108 fueron con víctima mortal. El IML registró en 2008 un total de 16.135 lesiones, de las cuales 8.461 (52 por ciento) se produjeron por accidentes de tráfico; 7.271 (45 por ciento) por agresión; 142 accidentes laborales, 91 por hecho accidental, 68 por mordedura de perro y 102 por otras causas. Por sexos, Rubio explicó que el 54 por ciento de lesionados fueron hombres (8.691 casos registrados), y el 46 por ciento (7.444) mujeres. Entre las causas de lesiones destaca los accidentes de tráfico con 4.455 hombres (53%) frente a 4.006 mujeres; y en las agresiones, el 58 por ciento hacia varones; el 91 de los accidentes se produjeron en este sexo, mientras que en las causas accidentales el 69 por ciento se produce en mujeres. La franja de edad en la que se registró un mayor número de lesiones fue entre los 21 y los 30 años, con 5090 casos, seguida de las personas de 31 a 40 años con 3.861 lesiones. El servicio de Patología realizó 743 necropsias, con un leve descenso por la caída de los accidentes de tráfico; del total 358 fueron a consecuencia de causas naturales y 381 violentas. La ciudad de la justicia agrupará a forenses y policía judicial El director del Instituto aseguró, por otra parte, que su idea es que el nuevo edificio en la Ciudad de la Justicia tenga carácter integral para agrupar a médicos forenses y policía judicial, al tiempo que destacó que será la única de España en contar con unas instalaciones preparadas para atender grandes catástrofes. En un caso de estos, estamos acostumbrados a ver cadáveres metidos en bolsas, alienados en un hangar o en cualquier otro sitio no preparado para ello, dijo Pérez Pujol, quien afirmó que el proyecto del nuevo IML incorporará dos plantas subterráneas, que, de forma habitual se utilizará como aparcamiento.Estas dos plantas serán diseñadas para que, en caso de sucesos con gran cantidad de muertos, se puedan dividir mediante paneles y se habilite como zona de trabajo previo al traslado de los cadáveres a las salas de autopsia.