El abogado del Estado alaba la gestión del Gobierno de Aznar con el «Prestige»

Madrid- El informe final de la Abogacía del Estado defiende la gestión global del accidente que llevó a cabo el Gobierno de Aznar y considera que su prioridad desde el 13 de noviembre de 2002 fue el salvamento de la tripulación y la protección de la costa. Según publicó ayer «La Voz de Galicia», los 96 folios del informe constatan que «las primeras actuaciones que se llevaron a cabo ponen de manifiesto la rapidez y la eficacia ejemplares con las que reaccionó la Administración Española frente al siniestro». Asimismo, destaca que se consiguió evacuar a toda la tripulación, compuesta por 24 personas, en tan sólo dos horas. La Abogacía considera que la Administración española perdió «toda su capacidad de decisión respecto al destino del buque y, por consiguiente, en cuanto al rumbo a seguir», cuando se negoció un contrato privado con la compañía Smit Salvage y, el personal de esta empresa que se embarcó en el «Prestige». Evitar que zozobrara La tesis principal defendida por el informe -que solicita la retirada de la imputación del ex director de la Marina Marcante, José Luis López Sors, único ex alto cargo del gobierno popular incluido en el proceso- es que los días 13 y 14, los esfuerzos se centraron en evitar que el petrolero encallara en la costa. Es a mediodía del día 14 cuando se decide distanciarlo «al efecto de que, alejado el peligro inminente para nuestro territorio, los propietarios pudieran decidir lo que más les conviniese en defensa de sus intereses». La primera reacción al informe llegó desde el PPdeG. Su portavoz en el Parlamento regional, Manuel Ruiz Rivas, pidió una «rectificación pública inmediata» a los socialistas gallegos y al BNG que, de no producirse, demostrará que «no tienen visión de país», dijo Ruiz Vivas. Además, instó a los líderes de PSdeG y BNG y actuales presidente y vicepresidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana respectivamente, a «explicar su postura». Pérez Touriño «deberá explicar a los gallegos por qué presentó una moción de censura» al entonces Gobierno de la Xunta, dirigido por Manuel Fraga. Para Ruiz Rivas, «el único culpable fue el capitán del barco, Apóstolos Mangouras», y advirtió de que «a día de hoy, Galicia no está mejor preparada» que hace seis años para afrontar otro incidente de estas características.