El corredor mediterráneo centrará el encuentro entre Camps y Montilla

Valencia- El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se entrevistará hoy con su homólogo catalán José Montilla en un encuentro en el que se hablará principalmente de infraestructuras. De hecho, el llamado corredor mediterráneo, la conexión ferroviaria de alta velocidad que recorrerá el arco mediterráneo, centrará una reunión que, a priori, está prevista sólo para tres cuartos de hora. Por lo demás, poco ha trascendido de una agenda que se ha tardado en cerrar y en la que no se han incluido, al menos oficialmente, temas conflictivos entre las dos comunidades como la lengua o el trasvase del Ebro. Según la Generalitat valenciana, Camps mantendrá «la línea defendida estos años por el Consell por la que se considera el Corredor Mediterráneo como infraestructura fundamental para que la Comunitat pueda mantenerse como uno de los principales motores económicos de España». La misma postura mantendrá en su próxima entrevista con el comisario europeo de Transportes, Antonio Tajani. Por su parte, el Gobierno catalán quiere que este corredor ferroviario disponga de un mínimo de cuatro vías en todo su recorrido, dos de ellas de ancho europeo, tanto para pasajeros como para mercancías, y otras dos de ancho ibérico, también mixtas por lo que ha pedido a la Unión Europea que lo reconozca como un proyecto prioritario y, por tanto, susceptible de recibir importantes inversiones económicas. El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, explicó ayer que este estratégico corredor tiene algunos tramos en los que existe una sola vía, como sucede entre Castellón y Tarragona. El corredor mediterráneo, según la información facilitada por el Consell valenciano, «atiende las necesidades» de las cuatro comunidades autónomas que se encuentran en el Mediterráneo español y que representan el 45 por ciento de la población y el 55 por ciento del PIB. El Corredor, que también permitirá una mayor seguridad vial y un menor impacto ambiental, facilitará las comunicaciones de la Comunitat con los valles del Ródano y el Rhin hasta el centro y el norte de Europa.