Europa

El PSC también buscará el voto «anti PP» en las elecciones europeas

A falta de poco más de tres semanas para las elecciones europeas, los partidos catalanes empiezan a calentar motores con la precampaña electoral. Este es el caso de los socialistas que, vistos los pasados resultados electorales, han decidido no cambiar de estilo y fundamentar su campaña en la confrontación con el PP. Si en las elecciones generales encendieron la polémica con su lema «Si tú no vas, ellos vuelven», refiriéndose a los populares, ahora vuelven a la carga con 300 vallas publicitarias con la imagen de varios líderes de la derecha europea.

Entre ellos, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, el ex presidente francés Jacques Chirac, el presidente italiano Silvio Berlusconi, el ex presidente norteamericano George W. Bush y el presidente polaco Lech Kascinsky. Todos ellos aparecen representados como los ex presidentes norteamericanos esculpidos en las rocas del Monte Rushmore aunque por debajo de la imagen se puede leer el lema: «Ellos también quieren cambiar el mundo».

Causantes de la crisis

Según el secretario de Organización del PSC y artífice de sus campañas electorales, José Zaragoza, los personajes ilustrados en el cartel electoral socialista «son los que van a las guerras, los grandes defensores de desregularizar el mercado y los que gestionaron el mundo cuando se pusieron las bases de la crisis». A pesar de esto, entre ellos no se pueden ver ni el ex primer ministro laborista británico Tony Blair, ni el ex canciller socialdemócrata alemán Gerhard Schroeder. Zaragoza amenazó con que la campaña contará con segunda parte.

La intención de los socialistas es focalizar el debate electoral en la disyuntiva entre derechas y izquierdas y dejar al descubierto las políticas de alianzas en el parlamento europeo. «Si votas PSC, sabes a quién votas», precisó Zaragoza en alusión a la coalición en la que CiU concurre a las europeas. Mientras Convergència se une al grupo parlamentario liberal, sus socios de Unió pasan a integrar las filas del PP europeo.

Otro de los objetivos de la campaña del PSC es combatir la amenaza de abstención, los socialistas están decididos a movilizar su electorado y por esto han ideado otras vallas publicitarias con el slogan: «El 70 por ciento de las leyes se deciden en Europa». Los socialistas están convencidos que su opción es la única fiable para defender los intereses de catalanes en Europa porque «Cataluña es progresista». «Las palabras del PP crean confrontación y las de CiU confusión», aseguró Zaragoza, que cargó contra los nacionalsitas por su coalición con el PNV.

El entendimiento entre el presidente de Cataluña, José Montilla, y el presidente de la Comunitat Valenciana, Francisco Camps, para trabajar en favor del corredor Mediterráneo, han dejado al cabeza de lista de CiU, Ramon Tremosa, sin uno de sus principales caballos de batalla, el corredor mediterráneo. El secretario de Organización del PSC no tuvo reparos en ironizar sobre qué corredor ferroviario defenderá, de ahora en adelante, Tremosa, «el mediterráneo, o el atlántico» que defiende el PNV.