Gallardón anuncia que no dará la píldora postcoital sin receta médica

Gallardón anuncia que no dará la píldora postcoital sin receta médica
Gallardón anuncia que no dará la píldora postcoital sin receta médica

«En definitiva, un grave error, no moral ni político, sino estrictamente médico». Así concluye el Ayuntamiento de Madrid el informe que ha realizado para argumentar su negativa a dispensar la píldora postcoital sin prescripción médica. El Consistorio intenta desmarcarse de la batalla mediática y política y sostener su decisión en criterios científicos.Una polémica que envuelve de nuevo al Consistorio, que en 2004 fue criticado por algunos sectores antiabortistas al anunciar que los servicios de salud municipales entregarían la píldora postcoital gratuitamente tras una revisión médica. Ahora, la polémica cruza de acera y coloca al Ayuntamiento bajo el foco de los que tachan de retrógrados a los que se oponen a la medida adoptada por el Gobierno de dispensar la píldora en farmacias sin mediar receta. «Otros anticonceptivos» La espita la abrió el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que anunció ayer en rueda de prensa que «he pedido un informe a Madrid Salud sobre ese criterio de libre dispensación de la píldora del día después en farmacia sin prescripción médica, y me informan de que es un error médico porque es una contradicción que se exija la receta para otro tipo de anticonceptivos hormonales y éste sea dispensada sin ella».El primer edil apostilló después que «Madrid Salud continuará dispensando, de forma gratuita y bajo prescripción médica, la medicación postcoital a las mujeres que lo necesiten y no puedan hacer frente al gasto elevado. Pero se hará con la receta correspondiente, como hasta ahora, y no se incorporará este criterio que marca la nueva legislación». La decisión sólo afectará a los centros de salud municipales, no a las farmacias madrileñas. Gallardón hizo referencia a un informe que argumenta en cuatro puntos la decisión municipal. Tras remarcar el escrito que «el Ayuntamiento de Madrid ha sido pionero en la dispensación de la medicación postcoital como estrategia de salud pública para disminuir la incidencia de abortos en nuestra ciudad», aclara que el Consistorio «siempre ha mantenido, y sigue manteniendo, que se trata de una medicación de emergencia que en ningún caso debe sustituir a una planificación de la salud reproductiva de la mujer».«Un absurdo médico»El informe dice que «se plantea el absurdo de que según esta nueva medida, para la adquisición de cualquier otro anticonceptivo hormonal seguirá siendo precisa la receta, pero para éste en concreto no». Además, mantiene que la prescripción médica «es fundamental en una estrategia de salud coherente». De no hacerse, «los efectos indeseables sobre la salud pública son impredecibles».Por último, el Ayuntamiento denuncia un problema de financiación. «Madrid la dispensa de forma gratuita, mientras que en la farmacia tendrá un coste de 20 euros». Recuerdan, además, que el Ministerio de Sanidad no ha querido financiarla pese a la petición municipal.