Gran tarde de Manzanares que indulta un toro de El Prado en San Cristóbal

La Razón
La RazónLa Razón

San Cristóbal (Venezuela) - El diestro español José María Manzanares protagonizó una gran tarde el sábado en la plaza venezolana de San Cristóbal. El alicantino perdonó la vida al sexto toro de El Prado tras una faena repleta de gusto y empaque en la que encandiló al público asistente. Antes se las había visto con un astado de Rancho Grande de escaso juego con el que anduvo voluntarioso y con ganas de agradar, sin embargo, sus intentos fueron baldíos debido a la endeblez del animal. También triunfó el venezolano Leonardo Benítez, que cortó una oreja de su primero y las dos del quinto consiguiendo salir a hombros con el español Manzanares. Completaba la terna Juan Serrano «Finito de Córdoba», sin suerte con su lote por lo que su labor fue silenciada. El coso casi se llenó. Por otra parte, Antonio Barrera hizo su presentación antes de ayer en la plaza colombiana de Medellín. No tuvo suerte el sevillano con su lote de Hermanos Garzón. Barrera toreó con los locales Cristóbal Pardo, que cortó una oreja, y Héctor José, sin toros. La plaza registró menos de media entrada en los tendidos. Éxito de Michelito El becerrista mexicano Michelito toreó finalmente el festejo en el cual actuó en solitario tras la polémica que se generó entorno a este evento. Michelito cortó un total de dos orejas y salió por la puerta grande de la plaza de toros de Mérida. El primer trofeo lo obtuvo del tercer becerro de Coroneo y el segundo apéndice del que cerró plaza, una res de San Salvador. El becerrista dio una buena tarde en la que consiguió llenar tres cuartas partes del coso. Un éxito. Al finalizar el festejo, Michelito Lagravère salió a hombros.