Histórica victoria del bloque constitucional

López tiene en sus manos el primer Gobierno no nacionalista

La extrema fidelidad del voto nacionalista, que permanece prácticamente inalterable desde las primeras elecciones autonómicas, hace 25 años, no ha sido suficiente para impedir un vuelco histórico en el Parlamento de Vitoria: por primera vez tendrá mayoría no nacionalista. Los artífices de este triunfo son el líder socialista Patxi López y el líder popular Antonio Basagoiti. La esforzada campaña de los socialistas se ha visto recompensada con la conquista de seis escaños más que en 2005. El PP, por su parte, ha logrado mantener buena parte de sus fuerzas parlamentarias y si ha perdido dos diputados tal vez haya que atribuirlo a la opción del voto útil en favor del PSE. También conviene subrayar el diputado que ha obtenido UPyD en su estreno electoral. Las tres formaciones reúnen el número suficiente de diputados (38) para formar Gobierno. Tanto los electores vascos como el resto de los ciudadanos españoles no entenderían que el líder socialista rechazara esta oportunidad y optara por un Gobierno de coalición con el PNV. No se trata, como han venido pregonando los nacionalistas con infundada alarma, de que se cree un «frente españolista», sino de aprovechar una oportunidad histórica para regenerar la convivencia en el País Vasco, asfixiada tras treinta años de nacionalismo hegemónico. Si el sector más moderado del PNV desea sumarse a esa regeneración democrática, bienvenido sea, pero el peso del cambio debe recaer en los partidos constitucionalistas, con Patxi López a la cabeza. La sociedad vasca ha puesto fin a los desvaríos soberanistas de Ibarretxe y ha castigado duramente el radicalismo de un PNV que, por conservar el poder a toda costa, ha perdido el rumbo. Por otro lado, se ha revelado como un acierto la exclusión del brazo político de ETA de estos comicios. En suma, el pueblo vasco ha optado por la moderación y la convivencia pacífica en el conjunto de España. Si Ibarretxe reivindicaba el derecho a decidir de los vascos, ahí tiene la respuesta.